Kardashian gana 24 millones con su aplicación personalizada en menos de un mes

stop

La estrella del reality de EEUU lanzó el pasado 25 de junio un software basado en su vida cuyo objetivo es convertirse en una estrella

17 de julio de 2014 (13:45 CET)

Kim Kardashian ha marcado un precedente en el desarrollo de las aplicaciones móviles. Cuando no ha pasado ni un mes que el software de la estrella del reality estadounidense Keeping Up with the Kardashians llegara tanto al Apple Store como en Google Play, se calcula que el negocio que ha generado supera los 24 millones de euros. Y eso que la descarga de Kim Kardashian: Hollywood es gratuita.

El juego propuesto se basa en la vida de la esposa de Kanye West. Los avatares deben ir de compras, asistir a fiestas y lidiar con conflictos de todo tipo para conseguir un único objetivo: convertirse en una estrella. Para conseguirlo, cuenta con los consejos de la propia Kardashian para triunfar. Actúa como mentora, un papel en el que se encuentra muy a gusto. Especialmente, a la hora de facturar a los usuarios.

Y es que para convertirse en una estrella de Hollywood uno debe invertir en su imagen. En el videojuego se paga con dinero virtual pero, igual que el resto de aplicaciones en esta línea, los participantes deben rascarse el bolsillo para conseguirlo. Poco, pero si se suman las pequeñas aportaciones convierten a la aplicación en uno de los negocios más rentables de la curvilínea estrella. Le Figaro estima que le permitirá duplicar los ingresos obtenidos por su imagen durante el último año, que llegan a los 20,7 millones de euros.

Kim Kardashian: Hollywood es, además, un juego con un aliciente extra: da la posibilidad a todos los usuarios de entrar en la prestigiosa A list de celebridades. En este caso, a quienes consigan superar los 50 millones de seguidores. La competición está servida, pero lleva a casos como el del periodista estadounidense Tracie Egan Morrissey que destinó 370 euros en conseguir este estatus.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad