Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados

La alargada sombra de Monedero en la crisis entre Iglesias y Errejón

stop

La reacción inmediata del ex dirigente tras el cese de Sergio Pascual, apoyando a pies juntillas al líder del partido y criticando a los desleales, muestra a las claras sus profundas divergencias con el número 2 de Podemos

Madrid, 19 de marzo de 2016 (21:10 CET)

En la crisis entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, hay un tercer protagonista, Juan Carlos Monedero, el exdirigente de Podemos que el 30 de abril de 2015 dejaba los cargos de dirección de la formación morada ante las presiones mediáticas por sus líos financieros, y cuyo peso en el partido sigue siendo relevante. Y, lo más importante, es una de las personas más cercanas a Iglesias, teniendo sus reflexiones un peso específico importante en las decisiones del líder.

Ahora, en medio de la tormenta desatada por la crisis del partido en Madrid –que ha acabado con el cese fulminante de Sergio Pascual como secretario nacional de Organización– cobran sentido aquellas enigmáticas palabras con las que Monedero finalizaba, en aquella fecha, la carta "A mi amigo Pablo".

La 'nueva tarea' de Monedero

"En política, nunca he sentido tanta seguridad como cuando él está cerca, cuidando siempre a todos los que estamos en esta pelea. Quien no entienda esto no entenderá por qué Pablo Iglesias tiene el mandato de gobernar nuestro país. Hoy mismo seguimos en esta pelea. Pablo como secretario general en la Mesa Ejecutiva de Podemos. Yo, igualmente en Podemos pero en una nueva tarea", decía.

Palabras sobre las que muchos quisieron ver un dardo envenenado dirigido a todos aquellos que pudieran poner en duda el liderazgo de Iglesias al frente de Podemos, Errejón incluido.

La deslealtad se paga

Una idea sobre el que propio Monedero incidía minutos después de que, el pasado martes, Iglesias cesara a Pascual. En un mensaje subido a la red Telegram, el profesor y exsecretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos volvía a cargar contra los desleales.

Leyendo entre líneas, el sentido del mensaje venía a criticar veladamente a aquellos que, como Errejón, son más partidarios de que la toma de decisiones del partido se tomen en las altas jerarquías de la organización, en detrimento de los postulados emanados de los 'círculos' de las bases del partido. "En Podemos hemos alimentado la locomotora y sacrificado los vagones", señalaba.

Un mensaje en el que Monedero respaldaba a pies juntillas la decisión de Iglesias de cesar a Pascual por no haber sido capaz de atajar con antelación la crisis de Madrid, a cuyos responsables critica el politólogo por "dimitir en mitad de la investidura, dando más importancia a sus afanes que al proyecto colectivo", subrayaba.

El PSOE, en el punto de mira

Y al final del mensaje –en el que algunos ven lo que piensa Iglesias, pero que, por su situación, no puede decir–, Monedero incide en la clave de fondo de la crisis, la de la postura que Podemos debe mantener frente al PSOE.

La de Errejón, más proclive a negociar con los socialistas sin excesivas cortapisas ni líneas rojas, choca de frente con la postura que Monedero y otras corrientes radicales de la formación morada siguen manteniendo, que no quieren ni en pintura una negociación abierta con los socialistas, y que son más partidarios de que la investidura del socialista Pedro Sánchez no salga adelante y se vaya a una nueva cita electoral.

Incógnita clave por resolver

Saber cuál de las dos corrientes se va a imponer puede ser cuestión de días. Los que tarde Errejón en reaccionar tras el cese de Pascual, su mano derecha en Podemos, en función de quién sea la persona elegida para ocupar el cargo vacante en la secretaría de Organización.

¿Se imaginan que el elegido fuera el propio Monedero? Parece descabellado pero, horas después de conocerse la destitución de Pascual, algunos simpatizantes recogían en el foro virtual Plaza Podemos esa posibilidad. 'Que Juan Carlos Monedero ocupe la Secretaria de Organización', decían. Al final, la osadía de Iglesias no llegó a tanto. Y será Pablo Echenique, el líder del partido en Aragón, el que sustituya a Pascual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad