Pablo Iglesias llama al orden a todos los barones de Podemos

stop

El líder del partido asume todo el poder y cita para este viernes a los dirigentes territoriales para explicarles el nuevo equilibro de fuerzas interno

Pablo Iglesias | EFE

Barcelona, 17 de marzo de 2016 (14:50 CET)

Pablo Iglesias no quiere fisuras. El líder de Podemos ha convocado a todos los dirigentes territoriales para explicarles este viernes en Madrid el nuevo equilibrio de fuerzas interno tras la decisión de destituir a Sergio Pascual, el secretario de organización del partido.

La situación es de extrema gravedad, porque, según apuntan diversas fuentes, el número dos de Podemos, Iñigo Errejón, se ha tomado un tiempo de reflexión que podría acarrear una bifurcación. Y es que a Pascual se le considera un hombre de Errejón, que ha trabajado codo con codo con él para organizar Podemos en poco más de un año. Las dimisiones en el consejo ciudadano de Madrid, hasta diez cargos, para mostrar las diferencias con Luis Alegre, el líder regional, y hombre de confianza de Iglesias, han provocado una situación que puede derivar en una bifurcación interna.

Sin direcciones consolidadas

Iglesias sabe que Madrid es esencial en el proyecto de Podemos, porque en las autonomías donde ha crecido más ha dependido de otras fuerzas políticas ya existentes, o que mantienen características propias. Para buscar un mejor encaje, ha citado a los responsables de todas esas marcas. Y es que en Galicia, en Cataluña, o en Navarra, todavía no se tienen órganos de dirección, que se deben renovar en un proceso de primarias.

En Cataluña, la comunidad más importante ahora para Podemos –En Comú Podem ganó las elecciones generales, con Xavier Domènech-- la dirección es inexistente, con cantos de sirena para establecer una alianza con el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Su representante en la reunión será Jessica Albiach, después de la dimisión en octubre de la secretaria general, Gemma Ubasart. Por parte del País Vasco, que acaba de ser elegida, asistirá Nagua Alba, mientras que por La Rioja será Kiko Garrido. Los dos se estrenan en sus cargos. También está llamada al orden la dirigente en Andalucía, Teresa Rodríguez, que representa a la corriente Anticapitalistas, el principal sector crítico en Podemos. Y, por supuesto, estará presente Luis Alegre, el alfil de Iglesias en Madrid.


Tapar las vías de agua

La orden es precisa. Iglesias asume el mando y las tareas de la secretaría de organización, hasta ahora en manos de Sergio Pascual. El objetivo del líder de Podemos es cerrar cuanto antes las posibles vías de agua, y establecer una estrategia que no sea cuestionada en las negociaciones sobre la investidura del socialista Pedro Sánchez.

Pero todo dependen también de Errejón, y de si plantea una alternativa o se llega a un acuerdo entre las diversas familias, y si llegan a la conclusión de que es preferible o no forzar unas nuevas elecciones generales. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad