La Casa Real pasa de la sorpresa a la resignación con la imputación de Cristina

stop

Zarzuela muestra su máximo respeto a la independencia del poder judicial

La infanta Cristina y el juez José Castro

25 de junio de 2014 (12:02 CET)

En abril de 2013, cuando el juez José Castro llamó a declarar a la infanta Cristina por el caso Nóos, la Casa Real expresó su “sorpresa” y se quejó de haberse enterado de la decisión a través de los medios. Este miércoles, a raíz del auto del magistrado en el que mantiene la imputación de la hermana del rey, la respuesta de Zarzuela ha sido más comedida y ha mostrado su máximo acatamiento.

Un portavoz de la Casa Real ha expresado su "pleno respeto a la independencia del poder judicial” mientras que, de puertas para dentro, han cortado toda relación oficial con la hermana menor del rey Felipe VI.

La infanta Cristina no sólo fue la gran ausente de los actos de proclamación, sino que vive en Suiza, desterrada de la vida de palacio y sin agenda oficial. Además, su nombre y el de su hermana Elena han desaparecido de la web oficial, en la que sólo se incluye a la nueva familia real.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad