Antonio Garamendi y Gerardo Cueva –presidente y vicepresidente de la CEOE, respectivamente– en la apertura solemne de la XIV legislatura, el 3 de febrero de 2020 en el Congreso. Foto: EFE/Ballesteros

La CEOE avisa: si Sánchez toca la reforma laboral el paro irá a más

stop

Antonio Garamendi vincula el incremento del paro a la falta de confianza de los empresarios y la incertidumbre sobre el marco laboral

Alessandro Solís

Economía Digital

Antonio Garamendi y Gerardo Cueva –presidente y vicepresidente de la CEOE, respectivamente– en la apertura solemne de la XIV legislatura, el 3 de febrero de 2020 en el Congreso. Foto: EFE/Ballesteros

Barcelona, 04 de febrero de 2020 (14:08 CET)

Este martes se ha conocido que el paro alcanzó en enero los 3,25 millones de personas; España destruyó 244.000 empleos y registró la peor afiliación desde 2013. Para la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), estos lamentables datos están vinculados en parte a la falta de confianza de los empresarios y la incertidumbre sobre el marco laboral que se ha generado tras la investidura de Pedro Sánchez.

El incremento del paro es un espejo de la desaceleración que se viene advirtiendo desde hace meses, ha afirmado el presidente de la patronal, Antonio Garamendi. "Mientras no veamos esa confianza y no sepamos el escenario donde nos vamos a mover, ya veremos hasta dónde llega la contratación", ha añadido, mostrando su preocupación por el posible final de la reforma laboral de 2012 que auguran Sánchez y Pablo Iglesias.

La CEOE reclama "estabilidad" y "moderación" al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Y advierte de que no aceptará "un trágala" con los cambios que el Ejecutivo pretende hacer en la reforma laboral del PP. "El más peligroso" de los cambios que plantean Sánchez e Iglesias es el de imponer límites a la subcontratación en las empresas, ante los cual –ha avisado Garamendi– España "tendrá un problema".

El líder de los empresarios considera que limitar la subcontratación restará flexibilidad a las compañías, al igual que otras de las modificaciones que ha propuesto el Gobierno como la prevalencia del convenio de empresa y la ultraactividad. "Nosotros aminoraremos daños donde consideremos que algo podemos mejorar, pero algunos aspectos tendremos que decir que no", ha avanzado el líder de la CEOE.

Las líneas rojas para Garamendi son todos aquellos cambios "que impidan a las empresas adaptarse", ha alertado a Sánchez e Iglesias.

La CEOE defenderá la reforma laboral en el Congreso

Antonio Garamendi también ha asegurado que, cuando llegue el momento, acudirá al Congreso de los Diputados para defender los aspectos que considera necesarios de preservar de la reforma laboral de 2012. También exigirá a todos los grupos parlamentarios que se posicionen y responsabilicen sobre los cambios laborales que aprueben cuando el Gobierno lleve el proyecto a las Cortes.

"Lo diremos sin aspavientos y con mucha educación", ha señalado. El presidente de la CEOE cree que España "se juega muchísimo" en esta negociación, pues mantener parte de la reforma laboral "puede hacer que el país siga funcionando en desaceleración" y su eliminación, por el contrario, causará problemas. "Lo digo con toda claridad", ha añadido, optando por una posición que permita "aminorar los daños".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad