La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, en declaraciones a los medios por la crisis de carne mechada, el 19 de agosto de 2019. Foto: EFE/AM

La crisis de la carne mechada coge al Gobierno a contrapie

stop

Llueven críticas a la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, por afirmar que "no existe ningún motivo de alerta" por la carne mechada

Economía Digital

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, en declaraciones a los medios por la crisis de carne mechada, el 19 de agosto de 2019. Foto: EFE/AM

Barcelona, 20 de agosto de 2019 (17:55 CET)

El Gobierno en funciones afronta una crisis sanitaria que le ha cogido a contrapie. El pasado 15 de agosto trascendió la primera alerta por un brote de listeriosis causado por una carne mechada de Sevilla. Este martes, los afectados ya se cuentan por encima de una centena (incluida la muerte de una anciana de 90 años), y los casos se expanden fuera de Andalucía: también se han registrado brotes y posibles casos en Cataluña, Madrid, Extremadura y Castilla-La Mancha.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha estado al frente de la respuesta del Gobierno, y ha tenido la mala suerte de ofrecer algunas declaraciones que se prestan para la malinterpretación. Por ejemplo, este lunes, cuando todavía no había casos confirmados fuera de Andalucía (el lunes se confirmó uno en Extremadura y este martes en Cataluña se giró una "sospecha clínica" a la Generalitat por dos posibles afectados), la ministra dijo: "No existe ningún motivo de alerta".

Sus declaraciones respondían a la preocupación en Asturias después de que tres andaluces de vacaciones en Cabueñes se sumaran a la lista de afectados. Carcedo quería decir que en el principado no había "motivo de alerta" porque evidentemente se trataba de afectados provenientes de Andalucía, y añadió que "han regresado a su comunidad de origen y han sido atendidos por el sistema andaluz de salud". Pero su aseveración fue motivo de duras críticas.

Críticas al Gobierno por su gestión de la crisis de la carne mechada

El portavoz de Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, consideró "lamentable" la afirmación. "La ministra debería medir mucho cómo trata la comunicación en relación a este gravísimo problema de salud pública,máxime cuando ya han trascendido dos abortos y un neonato y decenas de ingresos hospitalarios, entre los que hay embarazadas, además de ancianos en las UCI", dijo, en un escrito dirigido a Carcedo en el que demanda que se decrete una alerta sanitaria a nivel nacional.

Ante esta y otras recriminaciones en la prensa y en las redes sociales, la titular de Sanidad precisó este martes que la alerta sanitaria nacional por listeriosos "está declarada ya desde el día 16". Carcedo, cuestionada por encontrarse de vacaciones al momento en que estalló la crisis, aseguró que existe "confusión" porque "la alerta ya está establecida" a nivel nacional desde que la Junta de Andalucía comunicó a las demás comunidades la crisis y el riesgo de que se trasladara a otras comunidades.

"No tiene sentido" y es "muy estéril" reprochar al Gobierno de España no declarar una alerta sanitaria nacional, lamentó la ministra en funciones. Unas horas antes, Facua había requerido a Sanidad decretar la alerta a nivel nacional, tras constituir una plataforma de afectados por la carne mechada de la empresa La Mechá. Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) exigió responsabilidades a la empresa que comercializa el producto, Magrudis, y aseguró que los consumidores tienen derecho a una indemnización por los daños sufridos.

Unidas Podemos pidió este martes que Carcedo y el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, comparezcan en el Congreso para informar de las medidas puestas en marcha por el brote de listeriosis. El portavoz adjunto de la formación, Alberto Garzón, registró sendas peticiones para que den explicaciones y aporten todos los datos disponibles sobre la situación en la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja.

Crisis de la carne mechada: 114 afectados

Este brote de listeriosis tiene origen en unos lotes de carne mechada La Mechá que fueron distribuidos en Andalucía, Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y las islas Canarias. Esta infección es causada por una bacteria que contamina alimentos crudos y que al consumirse provocan síntomas como fiebre, dolores de cabeza o diarrea, que normalmente no revisten gravedad, pero pueden ser graves en embarazadas, niños, ancianos o personas con las defensas bajas.

Si bien el producto no fue distribuido en Cataluña, la Agencia de Salud Pública de la comunidad (Aspcat) recibió este martes la notificación de una sospecha clínica de dos personas que podrían estar afectadas por listeriosis y que estarían relacionadas con el brote por el consumo de carne mechada. Se trata de dos residentes de Cataluña que fueron visitados hace unos días por un familiar procedente de Sevilla que trajo el producto de La Mechá. Días después de comerla, empezaron a sufrir los primeros síntomas, pero ya están recuperados.

Su familiar procedente de Andalucía, sin embargo, fue ingresado en un hospital de Sevilla a su regreso a casa. El Govern catalán indicó que los dos casos de Cataluña están por ahora en fase de sospecha clínica de infección, algo que deberán confirmar las analíticas realizadas a los posibles afectados. Además del caso de listeriosis confirmado en Extremadura, hay otros cuatro en estudio en esa comunidad y la posibilidad de otro en Madrid. En total, hay 114 afectados hasta ahora.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad