La CUP reclama a Romeva y no a Mas: "No queremos un nuevo Pujol"

stop

La formación anticapitalista propone al ex dirigente de ICV de president, e insiste en que no desea que se confunda "el país con una persona"

Artur Mas & Raül Romeva / EFE

Barcelona, 10 de noviembre de 2015 (12:56 CET)

Los diputados de la CUP lo tienen claro, aunque se verá de forma definitiva en la votación de investidura de Artur Mas de este jueves. Pero, por ahora, el elegido para ser president de la Generalitat es Raül Romeva. Antes del debate de este martes, que acabará con una votación en la que Mas necesitaría la mayoría absoluta para ser investido, la CUP ha sido clara.

Romeva "reúne el perfil" para ser investido. Lo ha señalado el diputado de la CUP Benet Salellas, al entender que no se puede reducir el debate a "blancos y negros", y que "el gris es Romeva".

El proceso "de los ciudadanos"

Es decir, entre Mas o la convocatoria de nuevas elecciones, la CUP desea que Junts pel Sí ofrezca la candidatura de Romeva. La razón para rechazar la candiadtura de Mas es clara, según los diputados de la CUP. "No queremos un nuevo Pujol, y confundir país con persona", en alusión al presidente en funciones, Artur Mas, jugando, también, con la relación de Mas con la familia Pujol y los casos de corrupción.

Salellas ha insistido en que el proceso independentista "es de los ciudadanos y no de un político", rechazando que el proceso se quede "encallado", como aseguró Mas, si no se forma un Govern que él mismo presida.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad