La CUP sólo salvará a Puigdemont si anuncia el referéndum

stop

El presidente de la Generalitat acordará la próxima semana con Oriol Junqueras los términos de la cuestión de confianza antes de buscar el ''sí'' de los diputados anticapitalistas

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en el Parlamento catalán. EFE/Alejandro García

Barcelona, 17 de agosto de 2016 (19:49 CET)

La continuidad de Carles Puigdemont depende de si anuncia el referéndum, mejor dicho, el referéndum unilateral de independencia, el llamado RUI. En las filas de la CUP se asegura que sus diputados votarán a favor de Puigdemont, en la cuestión de confianza a la que se someterá el próximo 28 de diciembre, para "tirar adelante el referéndum". Sus votos son imprescindibles. La cuestión está en saber que pasará si, al final, Puigdemont se arruga, posterga o diluye la propuesta de referéndum. 

Los dirigentes de Junts pel Sí, como su portavoz parlamentario, Jordi Turull, dan por hecho que contarán con el apoyo de la CUP, de la misma manera que los diputados anticapitalistas confían en que Puigdemont anunciará el referéndum, aunque todavía no lo han acordado. Puigdemont se fue de vacaciones sin pactar con la CUP los cambios en la llamada hoja de ruta independentista.  

La próxima semana, de regreso de sus vacaciones, Carles Puigdemont se reunirá primero con su vicepresidente, Oriol Junqueras, para acordar los términos de la cuestión de confianza y, luego, se citarán con los representantes de la CUP y del resto de formaciones políticas.  

Sin referéndum, no hay confianza ni presupuestos  

Fuentes de la CUP precisan que sólo votarán a favor de Puigdemont si es para tirar adelante el referéndum. Si no es así, que no cuenten con su apoyo. En el mismo sentido, en un debate convocado por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la diputada anticapitalista Mireia Vehí dijo ayer que, si se anuncia el referéndum en la cuestión de confianza, se reafirmará la "excepcionalidad" de esta legislatura y, si esta "excepcionalidad" se refleja en la propuesta de presupuestos, también votaran a favor de las cuentas que les presente Oriol Junqueras en octubre.  

Dentro de Junts pel Sí, los republicanos están a favor del referéndum pero los ex convergentes, ahora encuadrados en el Partido Demócrata Catalán, consideran precipitado anunciarlo en estos momentos. Una vez que Puigdemont y Junqueras acuerden una posición conjunta, deberán negociarla con Junts pel Sí. No será nada fácil, aunque todos saben que si el presidente no supera la cuestión de confianza la legislatura se irá al traste.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad