Oriol Junqueras con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el pasado sábado en un acto político en Santa Coloma de Farners. /EFE/ David Borrat

La fiscalía recurre el tercer grado de los independentistas presos

stop

Oriol Junqueras seguirá disfrutado del tercer grado porque la Fiscalía ha dirigido el recurso contra el juzgado ordinario y no contra el Tribunal Supremo

Economía Digital

Oriol Junqueras con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el pasado sábado en un acto político en Santa Coloma de Farners. /EFE/ David Borrat

Barcelona, 28 de julio de 2020 (13:39 CET)

La Fiscalía de Barcelona ha recurrido el tercer grado penitenciario del que disfrutan seis de los nueve dirigentes independentistas condenados en el juicio del procés. Concretamente, ha recurrido el régimen de semilibertad -solo acuden a la cárcel a dormir de lunes a viernes- en los casos de Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva, Joaquim Forn, así como el de los ‘jordis’, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Todavía está en estudio los de Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa, que con toda seguridad se presentarán en los próximos días.

El recurso no se ha presentado ante el Tribunal Supremo, que supondría la suspensión automática del tercer grado, sino ante el juzgado de vigilancia penitenciaria.

La Fiscalía de Barcelona recuerda en el escrito que, de haberlo hecho ante la sala segunda del TS, que es el órgano sentenciador, significaría que Oriol Junqueras y el resto de presos pasaría al segundo grado y, en consecuencia, al régimen penitenciario ordinario. Por lo tanto, perderían los actuales beneficios penitenciarios que les permiten estar fuera de la prisión.

El ministerio fiscal ha preferido seguir el conducto reglamentario. El recurso se ha dirigido al juzgado de vigilancia penitenciaria correspondiente, aunque eso no impide que, si este órgano valida el tercer grado, recurra posteriormente al TS. Mientras no se pronunciado el alto tribunal, los presos deberían permanecer en prisión.

La Generalitat concedió el tercer grado a los políticos presos el pasado 14 de julio. Desde entonces solo acuden a dormir ocho horas a la cárcel durante cinco noches a la semana. El gobierno catalán tomó está decisión después del informe favorable de las juntas de tratamiento de las tres cárceles donde cumplen penas de prisión.

Las juntas de tratamiento de las cárceles de Lledoners, Wad-Ras y Puig de les Basses acordaron por unanimidad el pasado 2 de julio conceder la semilibertad a los nueve condenados por sedición.

Trámites en marcha

Los seis recursos de fiscalía se han presentado este martes.  El plazo legal para realizar este trámite era de un mes, aunque vencen en días distintos.

Con anterioridad, la fiscalía recurrió los beneficios penitenciarios que los presos obtuvieron a través de la aplicación del artículo 100.2 del régimen penitenciario. Después de hacerlo ante el juzgado de vigilancia penitenciaria, se dirigió al Tribunal Supremo. Ahora, la fiscalía se dispone a repetir este mismo procedimiento con el tercer grado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad