Puigdemont, en una imagen de archivo. EFE

La fuga dorada de Puigdemont toca a su fin

stop

Interior asegura que es "inevitable" que Puigdemont responda en los tribunales y fuentes judiciales afirman que la sentencia del 1-O lo desencadenará

06 de octubre de 2019 (13:21 CET)

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este domingo que es "inevitable" que el líder independentista fugado de la justicia española y que actualmente se encuentra en Waterloo (Bélgica), Carles Puigdemont, termine respondiendo ante la justicia "antes o después". Además, fuentes judiciales apuntan que la sentencia precipitará la emisión de las órdenes europeas de detención y entrega de los exconsejeros huidos, según el diario ARA

En el desfile de la Guardia Civil celebrado en Huesca con motivo de la celebración del día de la Virgen del Pilar, Marlaska ha insistido que no hay que anticiparse a lo que diga el Tribunal Supremo (TS) y a la "incidencia" que su resolución puede tener "respecto a las otras personas, que son las huidas" –en alusión a Puigdemont y a los exconsejeros Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, y la republicana Marta Rovira–.

España, un Estado de Derecho

En todo caso, Marlaska ha asegurado que es "inevitable" que "a todas las personas a las que se les imputa un hecho delictivo por las autoridades judiciales españolas" tengan que responder ante las mismas. "Va a ser muy difícil", ha remarcado, "que un español o no español, una persona investigada por las autoridades judiciales españolas antes o después no tenga que responder".

Al mismo tiempo, ha resaltado que España es un Estado de Derecho con "de calidad indiscutible" y ha añadido que el país es de los que menos demandas tiene ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH​) y el que más cumple sus resoluciones en las "pocas ocasiones" en que se le condena.

En cuanto al hecho de que los independentistas confíen en que las resoluciones europeas en favor de Puigdemont imposibilitaran su extradición también cuando haya sentencia, el ministro dijo que en la entrega de personas no suele haber "respuestas taxativas".

Sentencia a la vista

Tras unos meses de letargo vacacional, el otoño se presenta movidito. Según una información de La Vanguardia, el TS está a un paso de cerrar la sentencia del caso 1-O. Este lunes va a tener lugar una reunión decisiva de la Sala Penal, que posiblemente se prolongue hasta el martes. Se trata de una deliberación que pretende cerrar no sólo algunos flecos de la resolución, sino un punto muy esencial, el de la cuantía de las penas que se van a imponer.

Desde la primera jornada de debates, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, quiso dejar este asunto para el final. El objetivo: evitar filtraciones sobre el aspecto crucial del fallo, que ocupará todos los titulares en cuanto se dé a conocer la sentencia. Se trata de no dejar cabos sueltos ni puntos que justifiquen que las defensas acudan luego al tribunal planteando recursos de aclaración.

El TS quiere contestar a todas las cuestiones merecedoras de respuesta que se hayan planteado a lo largo del juicio oral, y que puedan luego tener algún recorrido en las impugnaciones que se dirigirán contra el fallo primero ante el Tribunal Constitucional (TC) y con toda probabilidad después ante el TEDH.

Si el martes se logra cerrar por consenso la cuantía de las penas y los flecos pendientes, el miércoles o el jueves se anunciaría la fecha de publicación de la sentencia. En la primera hipótesis, la notificación se llevaría a cabo el viernes, día 11, y si el anuncio tiene lugar el jueves, la fecha de publicación del fallo sería la del lunes 14.

Tras la sentencia, a por los fugados

Según apunta del diario ARA, la sentencia precipitará la emisión de las órdenes europeas de detención y entrega (euroórden) contra Puigdemont, Comín, Serret y Puig (Bélgica), Ponsatí (Reino Unido) y Rovira (Suiza).

Según la ley de reconocimiento mutuo de resoluciones penales e la Unión Europea, (artículo 39.3) “el juez acordará mediante providencia el traslado al Ministerio Fiscal para informe”. Por tanto, son las acusaciones (Fiscalía, Abogacía del Estado y acusación popular de Vox) las que desencadenan el proceso de detención para extradición. El juez canaliza la solicitud.

En este caso se trata de repetir el procedimiento habida cuenta de que el magistrado instructor, Pablo Llarena, decidió, en una resolución inédita, retirar todas las euroórdenes vigentes en julio de 2018 tras la resolución del Tribunal Superior​ de Schleswig-Holstein de entregar a Puigdemont solo por malversación, al ver rechazada la extradición por el delito de rebelión. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad