La Generalitat destina más de once millones de euros en publicidad en dos semanas

stop

En diez días el Gobierno catalán ha firmado tres contratos para encargar cuñas publicitarias, publirreportajes y otras piezas de difusión

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat.

Barcelona, 16 de abril de 2016 (19:42 CET)

El presidente catalán Carles Puigdemont, pese al déficit en las cuentas de la Generalitat, ha pautado diversas campañas de comunicación y publicidad de su gobierno por más de once millones de euros. Los contratos se han firmado con tres importantes agencias: Carat, Focus Media y Media Planning Group.

Según publica el diario ABC, estos contratos se firmaron entre el 4 y 13 de abril. El primero se pactó con Media Planning Group por 1.076.249 euros, para una campaña de publicidad que promuevan los juegos de azar de Loto Rapid y Lotto 6/49, organizados por la dependencia de Juegos y Apuestas de la Generalitat. Además, esta agencia había pactado una campaña de difusión del Palau Robert por 80.820 euros.

Seis millones para publirreportajes

El segundo contrato, por 5.898.750 euros, se acordó el 8 de abril con la agencia Carat, para que produzcan 270 reportajes a medida y 990 inserciones de publicidad en diferentes medios, hasta fines de agosto. O sea, más de un millón al mes para publirreportajes.

Y si el Gobierno catalán y la agencia quedan conformes con los resultados, el contrato se puede prorrogar por cuatro meses más, hasta el 31 de diciembre, por otros 4,72 millones de euros.

Casi cuatro millones más para publicidades

El tercer contrato publicitario, por 3.992.793 euros, se suscribió con Focus Media el 13 de abril, para emitir cuñas publicitarias de la Generalitat en canales de televisión y emisoras de radio de Cataluña, tanto las de alcance nacional, como comarcal y local. Y de este plan quedan fuera los medios que pertenecen a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, como TV3 o Catalunya Ràdio.

Estos gastos se realizan cuando el Gobierno catalán tiene que hacer frente a una deuda que supera los 5.500 millones de euros. Y no es la primera vez que el Gobierno catalán realiza estas acciones: cuatro días antes de las elecciones autonómicas del 2015, el entonces presidente Artur Mas repartió casi seis millones de euros entre los medios de comunicación que usen el catalán o el aranés en sus publicaciones o difusiones.

Por lo visto, Puigdemont sigue la senda de su antecesor en el despilfarro del dinero público mientras posterga recursos para colectivos necesitados de ayuda. El Departament de Benestar Social i Família, que dirigía Neus Munté, ha destinado en el 2015 más de tres millones de euros a toda clase de instituciones, desde los boy scouts a empresarios, asociaciones de vecinos o partidos políticos, entre otras.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad