La Generalitat mete mano en dos manifestaciones para evitar incidentes

stop

La Generalitat obliga a a los organizadores de una concentración de policías y otra de independentistas convocadas en Sant Jaume a cambiar el recorrido

Economía Digital

La acampada independentista en la plaza Sant Jaume de Barcelona que los Mossos desmontaron el miércoles. I.V.
La acampada independentista en la plaza Sant Jaume de Barcelona que los Mossos desmontaron el miércoles. I.V.

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (12:26 CET)

La manifestación policial y la protesta independentista convocadas el sábado en el centro de Barcelona no confluirán en plaza Sant Jaume, como ambas preveían. El departamento de Interior de la Generalitat ha comunicado a los organizadores de una y otra movilización que tendrán que cambiar el recorrido para evitar esa coincidencia al tratarse de protestas de signo contrario. 

La Generalitat ha actuado ante la inquietud generada estos días por la coincidencia de las convocatorias. Una, convocada por el Jusapol, la plataforma que reclama la equiparación salarial de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y la otra, por la asociación independentista Observatorio de la Catalanofobia.

Protestas a favor y en contra de la policía el 1-O

En teoría, la primera era una protesta para reclamar esa equiparación salarial, convocada a las 12 del mediodía del sábado 29 en la plaza Sant Jaume, donde ha estado instalada la acampada independentista que los Mossos d'Esquadra desmontaron este miércoles. Pero a la hora de promocionar la convocatoria, los organizadores especifican que será "por todo lo vivido juntos por un objetivo común", y para homenajear a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil que intervinieron en el dispositivo contra el referéndum ilegal del 1-O.

La convocatoria independentista era, de hecho, una respuesta a la anterior, como dejan claro los carteles con los que se llama a la movilización, que llevan por lemas "¡No pasarán! y "Fuera fascistas de nuestros barrios". "El 29-S, defendamos la plaza de Sant Jaume como defendimos las escuelas. No permitiremos ningún homenaje a los ejecutores de la violencia de estado el 1-O", rezaba la convocatoria, que citaba a llenar la plaza a partir de las siete de la mañana.

La Generalitat quiere evitar males mayores

En un comunicado, Interior ha señalado que la decisión la ha tomado para evitar "la coincidencia de dos grupos de signo contrario en un mismo tiempo y espacio", y tras constatar que existen "razones fundamentales que hacen prever que, de realizarse las dos actuaciones en el lugar y horario comunicado por los organizadores, pueden producirse alteraciones del orden público con peligro para personas y bienes".

La Generalitat esgrime un informe de la Dirección General de los Mossos que confirma que la plaza Sant Jaume, con capacidad para 5.000 personas, no puede dar cabida "de forma segura" a la previsión de asistencia de las dos convocatorias, y también la dificultad de evacuación que presentan las estrechas calles que rodean la plaza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad