La Generalitat pospone la tasa turística para otoño

stop

El Gobierno catalán pacta con el PP un verano de tregua al sector turístico y una rebaja de las tarifas previstas

07 de febrero de 2012 (17:43 CET)

El gobierno catalán y el PP pactaron este martes un verano libre de nuevos impuestos al sector tuirístico. La nueva tasa, que el gobierno pretendía implantar en breve, será pospuesta al menos hasta noviembre, según comunicó el este martes el portavoz del Govern, Francesc Homs (CiU).

El gobierno también ha aceptado la propuesta de los populares de rebajar las tasas que estaban previstas en el anteproyecto de ley.

El PP había propuesto rebajar la tasa de 3 euros a 2,5 euros en los hoteles de cinco estrellas, de 2 euros a 1,25 en los cuatro estrellas de Barcelona (y de 1 en el resto de Cataluña), mientras que en el resto de establecimientos no sería de 1 euro sino de 0,75 en Barcelona y de 0,5 en el resto del territorio. El Partido Popular sigue negociando posponer la tasa aún más de lo previsto y sugiere que entre en vigor en diciembre próximo.

Los populares también pretenden establecer un importe máximo de cuota, correspondiente a 7 pernoctaciones por persona (en lugar de las 10 previstas en un principio) y a 2 personas por habitación, así como ampliar la edad de los adolescentes exentos de pago, que pasaría de los 12 a los 16 años.

El gobierno catalán, que necesita los votos del PP para aprobar los presupuestos, se ha mostrado receptivo con las propuestas de los populares. La Generalitat ha calculado que el nuevo impuesto pudiera generar unos 100 millones de euros al año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad