La ley de paridad obliga a TV3 a duplicar el número de tertulianas

stop

La norma incluye un régimen sancionador

Núria Soler, una de las presentadoras de 'Els Matins'.

en Barcelona, 25 de septiembre de 2015 (18:31 CET)

Las tertulias eran cosas de hombres. Hasta hace muy poquito, la mayoría de los programas de opinión política contaban con una abrumadora mayoría de hombres y, a veces, con alguna mujer. Pero eso se ha acabado. El pasado 21 de julio, el Parlament aprobó una ley de "igualdad efectiva de mujeres y hombres", conocida como la ley de paridad, que ya ha entrado en vigor y que obliga a TV3 a tener un número similar de tertulianos que de tertulianas.

De hecho, todas las cadenas de radio y televisión que operan gracias a una licencia otorgada por el Consell de l'Audiovisual de Cataluña, que son la mayoría de los que emiten en esta comunidad, tendrán que seguir los dictados de esta normativa de igualdad. No obstante, es TV3 la primera que ya ha obedecido el mandato de la ley.

Presencia paritaria de hombres y mujeres

En Els Matins, Divendres y la tertulia nocturna de 23/24, los programas estrella de la cadena, ya han puesto en marcha la paridad y han duplicado y, en algunos casos triplicado, la presencia de colaboradoras en sus platós.

En concreto, la nueva ley establece que las televisiones y radios deben "garantizar una participación activa de las mujeres, la presencia paritaria de mujeres y hombres y una imagen plural de ambos sexos en todos los ámbitos, con especial atención a los espacios de conocimiento y generación de opinión".

Hacer visible la realidad de las mujeres

Y añade que en los medios vinculados a la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals, como TV3 o Catalunya Ràdio, deben incluir "mecanismos que garanticen la representación paritaria de mujeres y hombres y que hagan visibles la realidad de las mujeres".

Los medios de comunicación se verán obligados a cumplir con los preceptos de esta normativa de igualdad, puesto que la ley incluye un régimen sancionador, que se puede concretar en multas pecuniarias, en la pérdida de subvenciones públicas o en la prohibición para contratar con la Administración.

Prohibición de los anuncios sexistas

Además, esta ley, que trata de abarcar la mayoría de los ámbitos donde se produce la discriminación de las mujeres, plantea en lo que respecta al campo de la comunicación la prohibición de anuncios publicitarios sexistas, promover la autoría femenina y contribuir desde la prensa a erradicar la violencia de género.   

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad