Mossos y Policía Nacional custodian el acceso al aeropuerto de Barcelona ante la manifestación convocada por Tsunami Democràtic y los CDR el 14 de octubre de 2019 por la sentencia del 1-O. Foto: EFE/AG

Los CDR alientan el caos: "Todos a ocupar el aeropuerto"

stop

Los CDR y Tsunami Democràtic ponen en marcha una campaña de bloqueo a través de redes sociales: "Hay que frenar la actividad del aeropuerto de Barcelona"

Economía Digital

Mossos y Policía Nacional custodian el acceso al aeropuerto de Barcelona ante la manifestación convocada por Tsunami Democràtic y los CDR el 14 de octubre de 2019 por la sentencia del 1-O. Foto: EFE/AG

Barcelona, 14 de octubre de 2019 (13:21 CET)

El independentismo lleva semanas articulando su respuesta a la sentencia del procés y las primeras reacciones ya se han hecho sentir en las calles de toda Cataluña. Una de ellas, sin embargo, destaca sobre las demás por el nivel de su desafío, ya que Tsunami Democràtic, una extraña organización anónima avalada por Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, quiere colapsar el aeropuerto de El Prat.

Los Comités de Defensa de la República (CDR) ya se han sumado a la convocatoria de intento de bloqueo de las actividades del aeropuerto de Barcelona. Las entidades han ordenado a sus seguidores y contactos dirigirse ya mismo al aeropuerto en cualquier medio de transporte. "Todos al aeropuerto", jalean en las redes a sus simpatizantes.

Además, en su canal de Telegram, Tsunami Democràtic ha compartido cientos de tarjetas de embarque y billetes de avión para que los manifestantes los muestren a la policía en caso de que no les permitan ingresar en el aeropuerto. La entidad, cuya estructura organizativa opera de manera casi clandestina, tiene más de 150.000 seguidores en la app de mensajería instantánea.

No obstante las convocatorias para colapsar El Prat, los Mossos han ordenado el cierre de la línea 9 de metro y el tren entre el aeropuerto y Sants Estació para evitar que los manifestantes cumplan su objetivo de bloquear la actividad. También se empiezan a reportar las primeras cargas de los Mossos a los manifestantes en el aeropuerto, tras cerrar todos los accesos.

CDR, ANC y Òmnium organizan distintas concentraciones

Se prevé que este lunes sea apenas el comienzo de una temporada de manifestaciones en toda la comunidad autónoma tras el anuncio de que el Tribunal Supremo ha condenado por sedición a los políticos y activistas que organizaron el referéndum ilegal del 1-O.

Las diferentes representaciones territoriales de los Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado sendas concentraciones en todas las provincias catalanas y se prevé que sobre las 13.00 horas el grupo de activistas separatistas anuncie el resto de su programa de protestas para este lunes. De igual forma, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y Tsunami Democràtic informarán de más manifestaciones.

Si bien durante los primeros minutos tras el anuncio de la sentencia del Supremo –revelada a primera hora de este lunes– había poco movimiento en Barcelona, conforme se acercaban las 12.00 horas el colapso vial iba a más, con múltiples cierres de calles aparentemente espontáneos en el centro de la ciudad. También ha habido bloqueos de vías del tren y afectaciones en el servicio de bus, funcionando hasta ahora el metro con normalidad.

Previendo que muchos de los ciudadanos que apoyan la causa independentista, también se han convocado protestas sobre las 19.00 horas, siendo durante la mañana principalmente los estudiantes de las universidades públicas los que han ocupado el espacio público para criticar la decisión del magistrado del Supremo, Manuel Marchena, exigir la libertad de los políticos presos y clamar que "las calles serán siempre nuestras".

Jóvenes independentistas muestran una urna del 1-O a agentes de la Policía Nacional en la Via Laietana de Barcelona, el 14 de octubre de 2019 como respuesta a la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/QG
Jóvenes independentistas muestran una urna del 1-O a agentes de la Policía Nacional en la Via Laietana de Barcelona, el 14 de octubre de 2019 como respuesta a la sentencia del 'procés'. Foto: EFE/QG

Cortes de calles y colapso vial en Cataluña ante la sentencia del 1-O

Los múltiples cortes de calles y avenidas de Barcelona ya afectan a numerosas líneas de autobús de la ciudad. Los conductores se han visto obligados a desviarse por vías alternativas o dar la vuelta. Se trata de las líneas que circulan por la Ronda de Dalt, a la altura de Montbau; la Diagonal, a la altura de las facultades universitarias; Vía Laietana, Las Ramblas, Marina, paseo Verdum, Urgell, Lluís Companys y Taulat, entre otras vías.

Fuentes de TMB han indicado que el metro funciona con normalidad, aunque los usuarios de las líneas 5 (azul) y 3 (verde) deben salir a la calle en la parada de Sants Estació para poder ir hacia la Estación de Sants de Renfe, ya que continúa vigente el cierre de los pasillos de conexión entre el metro y la estación. Desde Ferrocarriles de la Generalitat han transmitido que el servicio funciona con normalidad en todas las líneas.

Los cierres de carreteras por parte de manifestantes independentistas se han registrado en Barcelona (dos), Girona (dos) y Lleida (una). En la provincia capital catalana han cortado la N-II a la altura de Mataró en ambos sentidos, además de la C-17 en Vic, también en ambos sentidos. En Girona están cortadas la C-66 en la Bisbal d'Empordá en ambos sentidos, así como la C-31 en Verges, también en ambos sentidos.

Además, en Lleida está cortada la carretera C-13 en la localidad de Tremp, en los dos sentidos, y se está produciendo una marcha lenta de coches entre Navata y Figueres, en la provincia de Girona. Todo ello sin mencionar aún las 28 columnas organizadas por estudiantes en todas las universidades públicas, que también comportan cierres aunque sea temporales de numerosas calles por las que transiten para protestar por el fallo del 1-O.

Los sindicatos estudiantiles han convocado un parón de clases en los institutos que tendrán efecto en varios campus de la Universidad de Barcelona, en la Autónoma de Barcelona, la Pompeu Fabra y la Politécnica de Catalunya, además de las universidades de Girona, Vic, Lleida y Tarragona. En la ciudad condal, el objetivo es que todas las movilizaciones estudiantiles acaben en la plaza de Catalunya para una protesta esta tarde.

637066525927587065
Independentistas cortan la calle Aragón a la altura de Paseo de Gracia por la sentencia del 'procés', el 14 de octubre de 2019. Foto: EFE/MP

El independentismo inicia la temporada de movilizaciones

Tsunami Democràtic, el último movimiento que pretende articular el enfado del independentismo por la sentencia, ha hecho un llamamiento a la "movilización inmediata" y ha anunciado que este 14 de octubre "comienza un ciclo de desobediencia civil no violenta", según un comunicado. "A la una en punto emitiremos las primeras instrucciones para la acción de hoy mismo, y mientras tanto pedimos a todos que comiencen a ir a Barcelona".

La ANC y Òmnium, por su parte, ya habían convocado una manifestación inmediatamente después de que se conociera la sentencia. Además, las entidades soberanistas han organizado cinco "marchas por la libertad" en las que los manifestantes recorrerán 100 kilómetros durante tres días para confluir en Barcelona y realizar desde la capital catalana la última marcha en este sentido, por lo que se esperan concentraciones toda la semana.

Los CDR solo han convocado hasta ahora una concentración ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) bajo el lema "Señalemos a los represores, señalemos la (in)justicia". "Vuestra sentencia será vuestra condena. Es la hora de alzarnos contra el fascismo autoritario del Estado español y sus cómplices", han proclamado los CDR desde su cuenta oficial de Twitter, junto a un cartel en el que aparece un puño alzado.

Estas son tan solo algunas de las muchas entidades, iniciativas o plataformas que atomizarán las movilizaciones a partir de este lunes, que en esta ocasión han optado por seccionar las protestas para dificultar la acción policial ante el refuerzo de agentes policiales y la presencia desde hace varios días de helicópteros que vigilan Barcelona durante todo el día. Se busca un efecto similar al del 3 de octubre de 2017, con reacciones dispersas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad