La UE denuncia a Argentina ante la OMC

stop

RESTRICCIONES

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea

25 de mayo de 2012 (13:02 CET)

La Unión Europea ha denunciado este viernes a Argentina ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por su sistema de restricciones a la importación de productos foráneos, concretamente los comunitarios.

Bruselas ha decidido activar esta denuncia como represalia ante la actuación del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de expropiar el 51% del capital de YPF a Repsol. Ha sido la gota que ha colmado el vaso y ha llevado a las instituciones europeas a tomar una decisión de este calibre.

La nacionalización de YPF no ha sido denunciada directamente en Ginebra porque según la UE se trata de un caso de "expropiación de una inversión" que no está cubierto por las reglas de la OMC. Bruselas "todavía está considerando todas las opciones disponibles" para responder al caso Repsol.

Mucha preocupación en la UE

La UE demuestra con esta denuncia que las decisiones que está tomando el Gobierno argentino en los últimos meses afectan a la normalidad de las relaciones entre Bruselas y el país austral.

Fuentes de Bruselas aseguran que "las restricciones que denunciamos y las medidas relacionadas con Repsol son la expresión de una dirección política que estamos viendo en Argentina y que es muy preocupante para las empresas europeas”.

El comisario de Comercio, Karel de Gucht, ha afirmado que "las condiciones para el comercio y las inversiones en Argentina están empeorando claramente. Y esto nos obliga a impugnar el régimen proteccionista de importación argentino y a garantizar el mantenimiento de las normas a favor de un comercio libre y justo”.

El primer paso de un largo proceso

La UE ha solicitado consultas con Argentina para convencer al Gobierno de Kirchner que levante las restricciones. Se trata de un primer paso de acercamiento y entendimiento entre las partes.

Si no se encuentra ninguna solución en el plazo de 60 días, Bruselas pedirá que se establezca un tribunal en la OMC para pronunciarse sobre la legalidad de las medidas. Si la UE gana el caso, obtendrá el derecho de imponer recargos en los aranceles de los productos procedentes de Buenos Aires.

Las restricciones implantadas por Argentina en 2011 afectaron a cerca de 500 millones de euros de exportaciones comunitarias en ese mismo año. En 2012, las medidas se han ampliado a todos los productos, con lo que la magnitud del comercio potencialmente afectado podría ascender a 8.300 millones de euros anuales. En el último año, las exportaciones de la UE a Argentina han caído un 4%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad