Laia Bonet no quiere ocupar un escaño de un diputado expulsado

stop

FUTURO SOCIALISTA

Laia Bonet, en una imagen como diputada en la pasada legislatura./EFE/Toni Albir

16 de enero de 2014 (15:52 CET)

Laia Bonet, ex diputada del Parlament en la pasada legislatura, es candidata a las elecciones primarias a la alcaldía de Barcelona. Ex secretaria del Govern, Bonet se ha centrado en las últimas semanas en preparar una buena candidatura, muy cercana a los problemas reales de la ciudad de Barcelona. Pero la votación de este jueves en el Parlament podría cambiar las cosas en esas primarias.

Bonet dejará su cargo orgánico en la ejecutiva del PSC, como lo deben hacer todos los candidatos. El primero en hacerlo fue Jordi Martí. Pero ahora podría tener la opción de entrar, de nuevo, en el Parlament, si se hace efectiva la expulsión de los tres diputados díscolos del PSC. Ella es la siguiente de la lista por Barcelona, con lo que podría substituir a Joan Ignasi Elena.

Nuevo enfoque de las primarias

Pero no lo hará. Laia Bonet ha asegurado en su blog que deja la ejecutiva, y que no desea ocupar el escaño de un diputado expulsado. Lamenta que el PSC, entre mantener la unidad del grupo parlamentario en el Parlament o la del grupo socialista en el Congreso haya optado “por lo segundo”.

Bonet, en todo caso, asegura que se podría replantear su candidatura, tras esa votación, porque considera que han cambiado las cosas. Y desea, con su red de apoyos, analizar “en qué condiciones y con qué objetivos” se puede enfocar el proceso de primarias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad