Ada Colau aún no renuncia a tirar adelante su multiconsulta. /EFE/Marta Pérez

Las entidades recurren para reactivar la multiconsulta de Colau

stop

Los impulsores de la multiconsulta presentan un recurso para anular la votación que tumbó las dos preguntas, y si no lo consiguen, irán al contencioso

Barcelona, 28 de mayo de 2018 (20:07 CET)

Los impulsores de las dos preguntas de la multiconsulta que el gobierno municipal de Barcelona quería celebrar y que la oposión tumbó en el pleno municipal han activado el mecanismo para reactivarla. Las entidades han anunciado que el viernes presentaron un recurso de reposición que solicita la anulación de la votación con el argumento de que vulneró el reglamento municipal de participación ciudadana. El siguiente paso, en caso de fracasar este, sería un contencioso.

El recurso lo han presentado Ingeniería Sin Fronteras, la Asociación de Información y Denuncia del Racismo Institucional: Apoyo y Seguimiento Antiracista (Idrissa) y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB). La primera, vinculada a Agua es Vida, impulsaba la pregunta de la multiconsulta referida a la posibilidad de remunicipalizar el agua; la segunda, la del cambio de nombre de la plaza Antonio López por el de plaza Idrissa Diallo, en homenaje al inmigrante fallecido en el CIE de la Zona Franca en 2011, y la FAVB les da apoyo.

El reglamento establece que una consulta de iniciativa ciudadana solo puede ser rechazada por el pleno municipal si "no se adecúa al marco jurídico"

El pleno votó en contra de las dos preguntas, y el recurso alega ahora que la esas votaciones vulneraron el Reglamento de Participación Municipal. El reglamento establece en su artículo 74.3 que una consulta de iniciativa ciudadana que haya obtenido las firmas suficientes, como era el caso, solo puede ser rechazada por el pleno municipal si "no se adecúa al marco jurídico". Claro que ese artículo es objeto del recurso judicial que la delegación del gobierno ha puesto contra el reglamento por entender que vulnera la ley de bases de régimen local.

Las entidades, que ya avisaron que impugnarían la decisión del pleno contraria a la multiconsulta, recurrieron primero a la comisión de amparo del Consejo de Ciudad, un organismo consultivo previsto en el reglamento de participación y que fue constituido ad hoc cinco días antes de la votación de la discordia. 

Informe no vinculante

La comisión emitió a finales de abril un informe no vinculante según el cual habría que anular los votos contrarios del Pdecat a las dos preguntas y de la CUP a la de remunicipalización del agua, porque no argumentaron su  rechazo esgrimiendo una supuesta irregularidad juridica de las preguntas. Las entidades pidieron que, en base a ese dictamen, los partidos cambiaran de postura. Pero solo la CUP ha revisado su rechazo inicial a la pregunta sobre el agua.

Ahora, la pelota está en el tejado de los servicios jurídicos municipales, cuyo informe sí que puede comportar la anulación de las votaciones, y que no tienen un plazo límite para resolver el encargo. La resolución tendría que ser refrendada después por el pleno, pero se supone que eso sería solo un trámite.

El siguiente paso de las entidades sería recurrir al juzgado

Así, si los letrados municipales dieran la razón a las entidades, el pleno debería asumir que las votaciones fueron nulas, y que la multiconsulta debería celebrarse. Así lo entienden no solo sus impulsores, sino también el gobierno de Ada Colau, para quien la votación supuso una de sus peores derrotas. Y si no se la dieran, el siguiente paso de las entidades, que también han presentado una queja a la síndica de Barcelona, sería recurrir al juzgado interponiendo un recurso contencioso administrativo.

 

Hemeroteca

Ada Colau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad