Las familias en quiebra podrán solicitar la dación en pago

stop

El Gobierno aprueba un plan de mediación para que las familias ahogadas por hipotecas reciban la condonación de la deuda con la liquidación de todos los bienes

El ministro de Economía, Luis De Guindos.

Madrid , 27 de febrero de 2015 (15:25 CET)

Las familias asfixiadas por los pagos hipotecarios y que no puedan hacer frente a sus compromisos podrán solicitar la dación en pago a la entidad bancaria y saldar todas sus deudas con la liquidación de los bienes.

La ley de la segunda oportunidad, anunciada esta semana por el gobierno de Mariano Rajoy y concretada este viernes por el ministro de Economía, Luis De Guindos, abre la puerta a que los particulares puedan liberarse de las deudas con la liquidación de todos sus bienes.

La medida podrá ser solicitada a través de los juzgados de lo civil por las familias ahogadas por las deudas y sin historial de impagos. El ministro De Guindos, que habló del "perdón de la deuda", explicó que la nueva normativa permitirá a los deudores individuales acogerse al mismo trato de las empresas en situación de concurso de acreedores.

Los requisitos

Las personas físicas que necesiten acogerse al nuevo sistema tendrán que haber liquidado todos sus bienes como un síntoma inequívoco de buena voluntad. Tampoco podrán haber sido beneficiados con exoneración de deudas en los 10 años anteriores a su solicitud.

Pero en primera instancia, las familias también deberán haber cancelado los créditos privilegiados (Hacienda y Seguridad Social) y el 25% de los créditos ordinarios. "Si una familia compró el piso el 100.000 euros y se subasta en 50.000, tendrán derecho a que se le perdonen los otros 50.000. Se trata de un mecanismo coherente pero que no altera un principio fundamental en la economía de mercado que es el de asumir los compromisos de pago", ha explicado el ministro De Guindos.

Cheque social y rebaja de cotizaciones

El Consejo de Ministros también ha aprobado este viernes las medidas con aire electoral anunciadas por Mariano Rajoy en el Estado de la Nación entre las cuales destacan la reducción de la cotización a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos y la extensión de los llamados cheques-familia (los subsidios negativos a familias con miembros con discapacidad).

El gobierno también ha aprobado el nuevo plan PIVE, la séptima ronda de ayudas para renovación de coches, y la disminución del número de peonadas de 35 a 20 para obtener las ayudas del PER a las producciones mermadas por la mala cosecha, una medida que beneficiará a unos 56.000 agricultores en Andalucía. 


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad