Las pioneras primarias del PSOE gallego captan la atención del partido

stop

El 7 de septiembre las bases escogerán al nuevo secretario general del partido

Manuel Vázquez, Pérez Rubalcaba y Gómez Besteiro

31 de agosto de 2013 (19:48 CET)

El socialismo gallego ha iniciado esta semana un proceso inédito dentro del PSOE español. Unas primarias experimentales que, de facto, servirán para decidir quién será la nueva cabeza visible del partido en Galicia. El proceso no está recogido como tal en los estatutos del partido pero podría servir de ejemplo para otras federaciones o incluso para acabar forzando un cambio.

En el socialismo, los candidatos a las urnas sí pueden pasar por un proceso de primarias pero un modelo semejante no estaba contemplado a la hora de escoger a los secretarios generales. En Galicia, no obstante, la formación optó por dar un vuelco, a pesar de que en sus inicios el procedimiento no contaba con el beneplácito de Ferraz, que sostenía que los estatutos estaban “para cumplirlos”.

No vinculante


La campaña de las primarias del PSOE gallego arrancó esta semana y se extenderá hasta el próximo 6 de septiembre. De un lado, José Ramón Gómez Besteiro, presidente de la Diputación de Lugo. Del otro, Manuel Vázquez, el alcalde de A Illa (Pontevedra). Ambos cruzan Galicia de arriba abajo con la intención de convencer a las bases locales de que están preparados para liderar un partido que perdió la presidencia de la Xunta en 2009, tras tan sólo una legislatura en el poder.

El sábado 7 de septiembre, los 11.250 militantes en el censo de partido en Galicia elegirán en sus respectivas agrupaciones locales quien será su nuevo secretario general, en lugar de Pachi Vázquez, el último candidato a la Xunta. También escogerán a los delegados que designarán, en el congreso del 29 de septiembre, al resto de la dirección del PSdeG.

Sobre el papel se trata de un proceso de primarias experimental y no vinculante. Sin embargo, uno y otro candidato tienen el compromiso de que el que resulte perdedor no se presentará al congreso del día 29. Por ello, en esencia, estas primarias son cruciales.

Los candidatos

El favorito es Besteiro. Abogado de 45 años, discípulo del alcalde de Lugo, Xosé Clemente López Orozco, llegó a la presidencia de la diputación lucense en 2007. Fue el primer socialista que lo logró desde que existen elecciones democráticas, y logró revalidar su puesto en 2011, con Alberto Núñez Feijóo ya en la Xunta de Galicia. El PSOE perdió en aquellos comicios la Diputación de A Coruña, además de importantes feudos como la ciudad herculina y Santiago de Compostela.

Besteiro ha sido uno de los principales abanderados de este proceso de primarias desde que el diciembre pasado deslizó la posibilidad de presentar candidatura a la secretaría general del partido. Defendor acérrimo de “un militante, un voto”, Besteiro cuenta con el apoyo público de los pesos pesados del partido. Abel Caballero, el alcalde de Vigo, o los ex ministros José Blanco y Francisco Caamaño.

Manuel Vázquez, economista y Alcalde de A Illa desde hace 14 años ya ha conseguido de entrada todo un hito. A pesar de ser un candidato prácticamente desconocido logró conseguir 1.125 avales para poder presentarse al proceso de primarias. Un logro, a pesar de que la mayor exhibición de fuerza la hizo Besteiro, que se postuló refrendado por 5.400 apoyos, el 48% de los militantes del PSOE gallego.

Atención estatal

En el último congreso del PSOE español, el que dio el mando a Rubalcaba en febrero de 2012, ya hubo varias enmiendas pidiendo un cambio en los estatutos del partido precisamente para introducir un proceso de primarias para la elección de cargos orgánicos. No obstante, las propuestas fueron rechazadas por una amplísima mayoría.

Quizás por eso estas primarias experimentales son tan relevantes, no sólo para el socialismo gallego.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad