Ian Fraser 'Lemmy' Kilmister, durante una actuación en un festival en Wacken. REUTERS/Fabian Bimmer

¿Lemmy fallece? Motörhead tiene un líder inmortal

stop

El fundador de la banda muere a los 70 años, pocas semanas después de que le detectaran un cáncer severo. Su voz rasgada y un bajo irrepetible ascienden con los mitos del heavy metal

Madrid, 29 de diciembre de 2015 (10:00 CET)

Ian (Lemmy) Kilmister, líder de la banda británica de heavy metal Motörhead, murió a los 70 años, poco después de haber sido diagnosticado de cáncer. En el escenario, Kilmister, bajista y vocalista, solía subir al máximo los amplificadores y mirar hacia el cielo cuando cantaba, con voz raspada gracias a una garganta que, decía, había alimentado durante décadas con una botella al día de whisky Jack Daniel's.

Los años de adicciones, incluido el uso de anfetaminas, repercutieron en su salud y sufrió varios problemas. "No sabemos cómo expresar nuestra consternación y tristeza, no hay palabras", dijo Motörhead en su página de Facebook sobre la muerte de Lemmy. "Diremos más en los próximos días, pero por ahora, por favor, pongan Motörhead alto, pongan Hawkwind alto, pongan la música de Lemmy alto. Tomen una copa o varias".

Un bajo irrepetible

Kilmister, recordado por sus patillas, pasó un tiempo tocando con Jimi Hendrix antes de llegar al grupo de rock británico Hawkwind, donde cantó el mayor éxito de la banda "Silver Machine" en 1972. Sus notas en el bajo se volvieron un sello de identidad. Tres años después formó Motörhead cuando lo echaron de Hawkwind, tras una redada por drogas en Canadá.

Entre principios de 1979 y finales de 1980, "Overkill", "Bomber" y "Ace of Spades" llevaron a la banda hasta los primeros puestos de las listas de éxitos británicas. En 1981, finalmente llegaron al número uno con su clásico en vivo "No Sleep 'til Hammersmith". Motörhead grabó 22 álbumes de estudio.Kilmister, nacido en Inglaterra, había cumplido los 70 años días atrás y según la banda la enfermedad le fue diagnosticada poco después.

El músico vivió en Los Ángeles (EEUU) y causó polémica por su colección de objetos nazis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad