Los arrepentidos del procés quedan en Poblet. En la imagen, Marta Pascal, excoordinadora general del Pdecat. EFE-AE

Los arrepentidos del procés quedan en Poblet

stop

Cerca de un centenar de políticos de distintas corrientes catalanistas se han reunido este sábado en Tarragona para plantear una alternativa al procés

Economía Digital

Los arrepentidos del procés quedan en Poblet. En la imagen, Marta Pascal, excoordinadora general del Pdecat. EFE-AE

Barcelona, 21 de septiembre de 2019 (19:03 CET)

Cerca de 300 ciudadanos de distintas corrientes catalanistas –auspados bajo la plataforma poble El país de demà (El país de mañana)– se han reunido en el Monasterio de Poblet (Tarragona) para plantear una alternativa al procés. 

Entre los convocados, muchos antiguos miembros del Pdecat se han congregado, entre ellos: Carles Campuzano, exportavoz del Pdecat en el Congreso y Marta Pascal, ex coordinadora general de la misma formación, entraron esta mañana en el Palau del Abad, del Monasterio de Poblet. Una nota común entre los militantes del Pdecat que asistieron y sí opinaron en la entrada del monasterio, de forma anónima y particular, el descontento y desconcierto ante las decisiones de la dirección actual del partido y el rumbo elegido por Carles Puidemont: “Las decisiones se toman en Waterloo​”, espetó un militante. 

Entre las caras asistentes al encuentro también se vio al exdiputado Jordi Xuclà, y la exdiputada de CiU, Marta Pigem, también asistieron a la asamblea fundacional de una formación que, de entrada, se posiciona en contra de la vía unilateral del procés pero no reniega de que la independencia sea un objetivo a conseguir en un futuro. 

Los concentrados en Poblet piden “resetear” la política catalana y están claramente a favor de retomar la normalidad en la relación con el Estado y en profundizar las competencias que emanan del estatuto de 2006.

Los arrepentidos quieren tomar el control 

Algunas de las caras visibles que han tomado parte activa en algunas de las reuniones que desde hace un año vienen celebrando son el exconsejero de Cultura Santi Vila y también otros dos de los consejeros de Puigdemont que abandonaron el barco del Gobierno catalán en el verano de 2017, meses antes del giro que tomó el Gobierno de la Generalitat y que propició el referéndum del 1 de octubre.

Entre ellos el que fue consejero de Interior, Jordi Jané, y el de Empresa, Jordi Baiget, ambos de CDC. Fuentes conocedoras del proceso de gestión de la plataforma aseguran que todos ellos han participado como conocedores de campos profesionales y expertos en política.

Según el citado medio, esta nueva agrupación política sería más próxima a los valores que defiende el sector tradicional del Pdecat quedaba claro en lo que sostenían algunas de las personas que han empezado a entrar en el Monasterio de Poblet a primera hora de la mañana.

Un centenar de personas

Al encuentro han asistido un centenar largo de personas. Algunos excargos socialistas, como el exconcejal de Urbanismo del consistorio barcelonés, Ramón García Bragado, y una antigua miembro de la ejecutiva del PSC.  Otro socialista que se ha involucrado en algunas sesiones ha sido Jordi William Carnes y el actual regidor del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle.

Pese a que la presencia de políticos es bastante destacada en El país de demà, el coordinador de la plataforma, Antoni Garrell, insiste en que se trata de una asociación cuya principal misión es proporcionar ideas y proyectos a los políticos para que estos las desarrollen. La posibilidad de que la plataforma derive finalmente en el alumbramiento de un partido político se descarta a priori.

Esta misma mañana Garrell ha afirmado, en un receso de la jornada, que el origen del movimiento viene de la sociedad civil en la que hay académicos y profesionales de muchos sectores. "Solo el 5% de los que hoy han asistido al encuentro son políticos y su participación obedece a la valía de su conocimiento y a su experiencia", ha dicho.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad