Los críticos del PSC convocan cónclaves desde el Ayuntamiento de Girona

stop

DEBATE SOBERANISTA

En el centro, Montserrat Tura, Antoni Castells y Marina Geli | EP

03 de mayo de 2014 (13:17 CET)

Los ánimos en el PSC siguen muy agitados. Todo el partido en su conjunto espera al día siguiente de las elecciones europeas del 25 de mayo. En juego está la cuestión del sector crítico, y su posible organización para plantar cara a la dirección que encabeza Pere Navarro. Pero hay muchas dudas. El problema es que los que se juegan las cosas de comer, los que ven que no se puede ser candidato a nada con un partido en horas tan bajas, quieren una reacción inmediata. Y esos son, principalmente, los alcaldes, o los candidatos a ser alcaldes, para preparar las municipales de 2015.

Por ello, en el seno del PSC ocurren cosas poco habituales, aunque propias cuando se viven momentos convulsos. Y es que el sector crítico, el que preparó el acto que se celebró hace unas semanas en las Cotxeres de Sants, en Barcelona –y que reunió desde militantes a cuadros o ex consellers del Govern—ha convocado una nueva reunión para el 9 de mayo, también en Barcelona. El objetivo es preparar la estrategia de cara a las elecciones municipales.

Acción municipal


Uno de los problemas que se suscitan es que los candidatos a las alcaldías ven problemático pedir el voto bajo las siglas del actual PSC, liderado por Pere Navarro.

En la convocatoria se asegura que se tratará de “una reunión de trabajo que quiere ser plenamente ejecutiva, monográfica sobre la acción municipal”.

¿El problema? La convocatoria la firma Carles Ferreira, concejal en el grupo mixto, en el Ayuntamiento de Roses, tras abandonar el grupo del PSC, y hombre cercano a Pía Bosch en el Ayuntamiento de Girona. Y se ha realizado desde el propio Ayuntamiento de Girona.

Bosch, enfrentada a la dirección del PSC de Girona, que encabeza Juli Fernández, no acaba de ver que el próximo candidato o candidata a la alcaldía se decida por el sistema de primarias, aunque fue el modelo que la propia asamblea de Girona adoptó, siguiendo las indicaciones del último congreso del PSC. Y está moviendo cielo y tierra para movilizar a los suyos. Por ahora ya hay una candidata a las primarias, la empresaria Sílvia Paneque.

Diferencias entre los críticos

La cuestión es que en el llamado sector crítico del PSC hay diferencias notables. El propio Carles Ferreira ha participado en actos de Agrupament Socialista de Catalunya, que lidera el alcalde de Lleida, Ángel Ros, mientras que otros críticos de Girona están encuadrados en la corriente Avancem, que encabeza el diputado en el Parlament, Joan Ignasi Elena.

Desde Avancem, precisamente, se asegura que no tienen “nada que ver” con esa convocatoria que se prepara desde el Ayuntamiento de Girona.

Girona es un microcosmos donde se refleja toda la complejidad actual del PSC, con el ex conseller Joaquim Nadal como hombre fuerte durante décadas, que acaba de dimitir como presidente de la federación de Girona, al entender que ya no puede ejercer de árbitro.

Los ánimos siguen encrespados, a la espera de lo que suceda en las elecciones europeas. Los diferentes sectores quieren que, a partir del 26 de mayo, comiencen a pasar cosas, aunque no se prevé el abandono general del partido, sino que impera la idea de recomponer el PSC. ¿Cómo? ¿Con Pere Navarro al frente?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad