Los españoles de la 'lista Falciani' tenían 1.800 millones en cuentas suizas

stop

EVASIÓN ENTRE 2005 Y 2007

Sede del banco HSBC en Hong Kong

en Madrid, 09 de febrero de 2015 (08:57 CET)

Escándalo financiero a nivel internacional. La filial suiza del banco HSBC ayudó a numerosos clientes a evadir impuestos y esconder millones de dólares en bienes. También asesoró sobre cómo evitar a las autoridades fiscales de cada país. Así lo revelan varios medios integrados en el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que han hecho pública esta documentación conocida ya como la famosa lista Falciani.

Hervé Falciani era el nombre real que se encondía tras Ruben Al-Chadick. El informático franco italiano usaba este alias para pasar vía mail información a las autoridades de varios países europeos acerca de la documentación bancaria de miles de clientes del Hong Kong Shangai Bank de Ginebra.

Una trama de más de 105.000 millones

Los documentos, que cubren el periodo entre 2005 y 2007, suponen la mayor filtración bancaria en la historia, sacando a la luz alrededor de 30.000 cuentas, con un valor total de unos 120.000 millones de dólares (alrededor de 105.890 millones de euros).

En España, y según revela El Confidencial, hay 4.000 personas relacionadas de alguna u otra forma con esta línea de clientes del HSBC que, a través de Falciani, llegó a las autoridades francesas. Estas, colocaron saldos en cuentas opacas cerca de 1.800 millones de euros entre 2006 y 2007.

De dictadores a comerciantes de armas

"En la mayoría de los casos se trata de patrimonios escondidos u opacos al erario español", apuntó la Audiencia Nacional española al rechazar la entrega de Falciani a las autoridades suizas, que le reclaman por el robo de datos bancarios.

Los documentos muestran que el banco asesoró a familiares de dictadores, a personas implicadas en casos de corrupción en África y a gente involucrada en el comercio de armas y de los conocidos como diamantes de sangre.

HSBC hace frente a investigaciones criminales y a cargos en Francia, Bélgica, Estados Unidos y Argentina a raíz de la filtración de los documentos, si bien por el momento no se han abierto acciones legales contra el banco en Reino Unido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad