Las previsiones de HSBC dan una de cal y una de arena a España

stop

INFORME

Edificio HSBC en Canary Wharf, Londres | ED

12 de octubre de 2014 (13:45 CET)

El banco HSBC también ha sumado a la ola de optimismo que prevé una leve recuperación de la economía española para el 2015 y 2016 aunque de una forma mucho más moderada que el Gobierno o el propio FMI. La mejora de cuatro décimas muestra un crecimiento del 1,1% este año y del 1,2% el próximo.

La entidad financiera no sólo rebaja las expectativas del Ejecutivo de Mariano Rajoy (1,3% en 2014 y un 2% en 2015), sino que además apunta a que no se cumplirán con los objetivos de déficit público. Los analistas de HSBC aseguran que éste se situará en el 5,9% en 2014 para descender luego sólo dos décimas en 2015, al 5,7%. Los límites fijados por Bruselas exigen el 5,5% para este año y al 4,2% en 2015.

Escenario actual

Las previsiones de HSBC se sustentan gracias al impulso de la economía española en la segunda parte del año. El banco subraya el "fuerte" aumento del consumo doméstico apoyado por el menor desempleo, el fin del largo ajuste salarial y el impulso de los ingresos reales por la deflación. Sin embargo, la tasa de ahorro de los hogares se ha reducido a niveles previos a la crisis, lo que complica que se mantenga el actual impulso a menos que suban los salarios "significativamente", algo "improbable" en el corto plazo.

Al mismo tiempo, las importaciones han aumentado con fuerza en línea con el repunte del consumo, mientras que las exportaciones se han frenado por la debilidad de la eurozona, generando de nuevo un déficit por cuenta corriente y una peor posición neta de inversión internacional.

FMI

El Fondo Monetario Internacional también mejoró sus expectativas este misma semana. Calcula que la economía española se expandirá el 1,3% este año y el 1,7% el próximo, en ambos casos una décima más de lo estimado en julio.

calcula que la economía española se expandirá el 1,3% este año y el 1,7% el próximo, en ambos casos una décima más de lo estimado en julio por la institución internacional. El pronóstico es tres décimas más conservador que el ofrecido por el Gobierno para el año que viene.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad