Gabriel Rufián (ERC) pasa ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la sesión de control al Ejecutivo del 30 de septiembre de 2020 en el Congreso | EFE/EN/Archivo

Los españoles temen más a los políticos que al coronavirus y la crisis, según el CIS

stop

El barómetro de octubre del CIS señala que a los españoles les inquieta más la política que la pandemia. Esta tendencia crece conforme avanza el virus

Alessandro Solís

Economía Digital

Gabriel Rufián (ERC) pasa ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en la sesión de control al Ejecutivo del 30 de septiembre de 2020 en el Congreso | EFE/EN/Archivo

Barcelona, 15 de octubre de 2020 (20:55 CET)

"¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España?". Es una de las preguntas más buscadas en los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), y usualmente las respuestas obtenidas tienen que ver con la economía, el paro o la política. Hasta que llegó la Covid-19 y se abrió paso hacia el podio de las principales preocupaciones de los españoles, no sin también dispararse la desafección política a niveles inusitados.

Una lectura rápida de la encuesta de octubre del CIS llevaría a la conclusión de que el coronavirus es el principal problema en España, pues eso afirma uno de cada cuatro entrevistados. No obstante, al tratarse de una pregunta de respuesta espontánea, y existiendo muchas formas de opinar que la gestión del Gobierno y la política en general son el mayor lastre del país, esta lectura obviaría que a la mayoría —grosso modo— le inquieta más la función pública.

Siguiendo con el ejemplo del barómetro de octubre —aunque, como veremos, esto ha sido cierto a lo largo de casi toda la pandemia—, estas son algunas respuestas a esa pregunta: el mal comportamiento de los políticos (un 11%), los problemas políticos (un 10,9%), la inestabilidad política (un 6,4%), la acción del Gobierno (un 5,4%), lo que hacen los partidos (un 3,6%), los extremismos (un 0,2%) o la falta de confianza en la clase política (un 0,1%).

Si el CIS agrupase todas estas respuestas bajo el paraguas de "gobierno y política", sumarían un 37,6%, por encima del temor a la Covid-19 (el 24,7%), la crisis económica (el 9,4%) y el paro (el 7,6%). Antes del avance sin control de la pandemia, el mismo ejercicio habría indicado que el 24,3% de los españoles pensaban la política era el principal problema, según el sondeo del CIS de enero. Y, si se comparan estos indicadores, ha crecido un 54% hasta octubre.

Esta lectura se corresponde con otras percepciones ciudadanas que destapa la última encuesta del CIS. Preguntados por cuál líder político prefirían que gobernase el país en estos momentos, son más los entrevistados que responden que ninguno (el 28%) que los que se decantan por Pedro Sánchez, el más votado con un 25,3%. Desde luego, cuando los ciudadanos valoran a los dirigentes más reconocidos, no conceden el aprobado (5) a ninguno de ellos.

Otra posible trampa del CIS

El CIS, dirigido por el socialista José Félix Tezanos, ha aprovechado la pandemia para poner en marcha varios trucos que han maquillado la gestión del Gobierno. En abril, preguntó si había que mantener la libertad de información mientras el Ejecutivo cargaba contra la desinformación y la vinculaba a determinadas corrientes políticas. Y en mayo también intentó ocultar la crisis preguntando por la economía "al margen de la Covid-19".

La pregunta sobre el principal problema de España podría también haber sido víctima de uno de estos trucos para beneficiar al Ejecutivo. Y es que, en abril, mayo, junio y julio, los barómetros del CIS recogían respuestas de los ciudadanos relativas a la "gestión" del Gobierno, mismas que desde la encuesta de septiembre han desaparecido del listado de respuestas que dan los entrevistados. Porque, recordemos, la pregunta es de respuesta espontánea.

Vayamos al sondeo de abril. Entonces, ya con el estado de alarma en activo, el 5,8% de los españoles dijo que el principal problema era "el Gobierno" o la "mala gestión del Covid"; una respuesta que en mayo subió hasta el 6,3%. En junio vino el primer cambio de estilo, pues el CIS recogió esta respuesta como "el Gobierno, la gestión del Covid", quitando así la frase "mala gestión" en un mes en que esta opción fue replicada por el 9,8% de la muestra.

En julio, el 9,8% también señaló el Gobierno y la gestión de la pandemia como el principal problema, y desde entonces ha pasado una de dos cosas: o nadie ha respondido así cuando el CIS le ha preguntado, o Tezanos ha preferido maquillar un poco las críticas a Sánchez. En septiembre y octubre, estas respuestas han sido agrupadas bajo la ambigua frase "la acción del Gobierno y partidos políticos concretos". Y aquel casi 10% se ha difuminado.

Desafección política a ritmo de pandemia

Si se hace el mismo ejercicio de observar el detalle de las respuestas que han dado al CIS los españoles durante los últimos seis meses, no solo se puede concluir que la crisis sanitaria definitivamente ha desgastado a la clase política, sino que esta tendencia es tan volátil como el debate público sobre las medidas que se toman, las que se deben tomar o las que no se han tomado para proteger a la población.

Así, en abril las distintas manifestaciones de la política como el principal problema del país tenían un peso no muy alejado del que tenían antes de la pandemia. Existía la percepción de que el confinamiento era necesario y pertinente, y que las órdenes del Gobierno estaban al nivel de la urgencia. La suma de las respuestas alusivas a la política daba un 28,8%, muy por debajo del 42,3% que firmó entonces el coronavirus.

Pero en mayo los papeles se invirtieron: el 35,4% de las respuestas tenían que ver con el Gobierno o con la política (el mal comportamiento de los dirigentes se llevó ese mes un 12,5%, por ejemplo), mientras que el coronavirus bajó a un 26,1% y el temor al paro se disparó al 13,1%. En junio, cuando se debatía sobre el estado de alarma, la suma de los problemas políticos alcanzó un máximo del 45,3%, mientras la Covid-19 para entonces ya bajaba al 12,5%.

Desde entonces, no ha habido un barómetro mensual del CIS en el que el conjunto de la política y la administración pública no fuese percibido por los españoles como un problema mayor que la pandemia o incluso la crisis económica. En julio, los problemas políticos sumaron un 37,6% de los problemas; en septiembre, un 30,2%; y este octubre, un 37,4%. Y noviembre previsiblemente dirá qué piensan sobre la gestión ahora, en la peor parte de la segunda ola.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad