Los farolillos de Reyes agrietan el bloque independentista

stop

Hasta el sector soberanista critica la acción de la ANC de Osona en la cabalgata de Reyes de Vic

Asistentes a la cabalgata de Vic con los farolillos con las esteladas. / EFE

Barcelona, 07 de enero de 2017 (11:49 CET)

En el independentismo ha quedado la sensación que la ANC realizó un gol en propia puerta. Su idea de ofrecer farolillos con la silueta de la estelada (bandera independentista catalana) entre los asistentes a la cabalgatas de reyes de Vic ha levantado una ola de críticas, pero no sólo entre políticos y partidos contrarios a la independencia, sino de agrupaciones y dirigentes vinculados con el movimiento secesionista.

No es la primera vez que la ANC de Osona distribuye estos farolillos. Por ello, en un comunicado, dijeron que estaban "atónitos y sorprendidos" por la repercusión mediática de la iniciativa, que la realizan desde el 2012. Además, dijeron que estos accesorios no se reparten gratuitamente, sino que se venden a un precio simbólico de un euro en paradas y comercios, por lo que la responsabilidad de exhibirlo o no "es de cada familia, que decide si se suma a la iniciativa".

Los argumentos de la filial independentista no convencieron a los demás representantes independentistas. Òmnium Cultural, uno de los centros ideológicos del soberanismo, se desmarcó de la iniciativa, y su presidente Jordi Cuixart advirtió a las delegaciones territoriales que tengan precaución con las actividades en que participan, ya que –recordó- todas las acciones "se miran con lupa" por parte de políticos y medios contrarios a la independencia.

Más llamativo fue el silencio de los mayores dirigentes del soberanismo, como el presidente Carles Puigdemont, el vicepresidente y líder de ERC Oriol Junqueras y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. No avalaron la acción de la ANC Osona, y en sus cuentas de Twitter se limitaron a exhibir cómo vivieron la jornada de Reyes en Girona o Sant Vicenç dels Horts.

Quien sí se había expresado es el diputado de ERC Gabriel Rufián, quien había dicho sobre la campaña "no me gusta, a algunos nos chirría. Yo no lo haría". Pero el legislador, que no criticó a los organizadores, sostuvo que el revuelo mediático era instigado por el PP y Ciudadanos, para socavar la organización de un referéndum. Y para dejar clara su postura, retuiteó la foto de los Reyes Magos entregando regalos delante de pancartas del PP de Vizcaya.

El punto marcado por Rufián sintetizaba el sentimiento entre las filas independentistas: la acción de Vic generó una polémica innecesaria y ha servido a los intereses de políticos y agrupaciones contrarias a la independencia, más en un año clave en el que el gobierno de Puigdemont piensa convocar al referéndum en septiembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad