Los Mossos ponen a Colau sobre aviso con la inseguridad. Foto: EFE/QG
stop

El nuevo comisario jefe de los Mossos d'Esquadra admite tener preocupación por la situación de inseguridad y la crisis del 'top manta' en Barcelona

Barcelona, 03 de julio de 2019 (14:33 CET)

Los Mossos d'Esquadra también admiten preocupación por el asunto de la inseguridad en Barcelona. El nuevo comisario jefe de la policía catalana, Eduard Sallent, avala así los resultados del último barómetro semestral del consistorio de Ada Colau, que subraya la inseguridad como el principal problema para los barceloneses.

No solo los Mossos y los ciudadanos de la capital catalana se suscriben a este temor. Este martes, el Gremio de Hoteles de Barcelona envió una carta exigiendo medidas para paliar los problemas de seguridad que se viven en la ciudad condal, después de conocerse el robo –la semana anterior– de 30.000 euros a la familia real catarí en su habitación en un hotel de lujo.

El repunte de los delitos y la crisis de los narcopisos en el barrio del Raval están en boca de muchos barceloneses. El asunto afecta también a los visitantes; por ejemplo, recientemente murió en Barcelona una representante del gobierno surcoreano después de sufrir un intento de robo en la ciudad. El nuevo jefe de los Mossos admite preocupación por todo esto.

Sallent también se refirió a la crisis de los manteros, que a su juicio provoca un "efecto llamada". "Yo creo que hemos actuado pero hay que hacer mucho más" y "no hemos de permitir que haya esta libertad de venta", dijo, en declaraciones recogidas por ACN. "Hemos de presionar todas las administraciones implicadas", añadió.

El comisario del cuerpo autonómico lamentó que Colau tiene un "planteamiento menos directo" de situaciones como la del 'top manta', mientras que en otras ciudades hay "mucha más presión". Ante estos y otros problemas, se comprometió a incrementar las horas de patrullaje de los Mossos en la ciudad condal.

¿Una designación en los Mossos sin motivos políticos?

El nuevo director de los Mossos d'Esquadra, por otra parte, previó movilizaciones en Barcelona si hay una sentencia condenatoria en el juicio del procés, pero considera que se producirán "en el marco de la serenidad". Es "evidente" que la sentencia "generará una respuesta ciudadana en los diferentes ámbitos", dijo.

Sobre su nombramiento, y consultado sobre si fue designado por motivos políticos o por cercanía ideológica con el Govern, aseguró que es "básicamente un profesional". "Entiendo que el momento social y político del país lleve a hacer mil especulaciones", matizó, pero su función es transformar el cuerpo en "una policía del siglo XXI".

Sallent es el nuevo jefe de los Mossos por sorpresa de la Generalitat. Hasta ahora, que sustituye a Miquel Esquius, el comisario fue subjefe de la Comisaría General de Información del cuerpo. Es el tercer jefe de la policía catalana en 11 meses.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad