Los sindicatos cargan contra la temporalidad del nuevo modelo de oficinas de empleo

stop

REFORMA LABORAL

Cristina Faciaben, secretaria de socioeconomia de CCOO

24 de enero de 2012 (17:37 CET)

El plan de mejora de las oficinas de trabajo del Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC) ya ha puesto en pie de guerra a los sindicatos, que desde el primer momento han criticado la colaboración público/privada que se dará cuando empiecen a operar las agencias de colocación. El primero en mostrar su rechazo ha sido CCOO, quien ha cargado contra la temporalidad de las iniciativas que presentó este lunes la secretaria de Ocupació i Relacions Laborals, Esther Sánchez.

“Se tiene en cuenta el escenario actual de las relaciones laborales, pero en pocos meses cambiará radicalmente”, ha afirmado la secretaria de socioeconomía del sindicato, Cristina Faciaben. En este sentido, critica “la falta de información” sobre el encaje de la acción de las agencias de colocación al renovar las oficinas. “No sabemos cómo colaborarán”. De hecho, hasta que no se firmen los primeros convenios no se conocerá la hoja de ruta que sigue la Generalitat. Y en este proceso los agentes sociales están al margen.

“Hay demasiadas incógnitas”. Los representantes de los trabajadores señalan el peligro que existe en fijar la subvención que recibirán los privados. El servicio es gratuito y las agencias de colocación tendrán una aportación de la administración competente, en este caso de la Generalitat. “Aquí podemos perder la igualdad de condiciones y que, al final, sólo puedan acceder a esta vía las ofertas de trabajo y los perfiles profesionales más buenos”, destaca Faciaben. También temen por la forma en que se realizará el control de las actividades “subcontratadas”.

Mena

En el caso catalán, lo que más ha enervado a CCOO es que la Conselleria d'Empresa i Ocupació pretenda segmentar a los parados según sus competencias y necesidades. “La catalogación refuerza la idea transmitida reiteradamente por el titular del Departament [Francesc Xavier Mena], que más de 400.000 personas desempleadas no encontrarán trabajo”, afirma en un comunicado.

Faciaben asegura que “el discurso del conseller puede herir sensibilidades”. De nuevo, ha solicitado al político de CiU que evite hacer declaraciones en este sentido, “ya que habla de personas con nombres, apellidos y problemas reales”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad