Manos Limpias se querellará contra los Pujol por defraudar 18 millones y cobrar comisiones

stop

El sindicato ultra acusa al ex president de malversación, falsedad documental, cohecho, evasión fiscal y tráfico de influencias

Jordi Pujol

12 de agosto de 2014 (13:14 CET)

Manos Limpias no se baja del carro del proceso contra el clan Pujol. Este miércoles presentará una querella contra el ex presidente por defraudar 18 millones y cobrar comisiones a empresas adjudicatarias de obra pública. El sindicato ultra cree que el ex molt honorable podría haber incurrido en delito de malversación, falsedad documental, cohecho, evasión fiscal y tráfico de influencias.

La organización tomó rápidamente la iniciativa cuando Jordi Pujol confesó ser un evasor de capitales hace ya tres semanas. Presentó una denuncia en los juzgados de Barcelona, con lo que abrió el proceso judicial contra el ex presidente. Con esta querella, Manos Limpias se sitúa como acusación popular tras abonar una fianza de 6.000 euros que recaudó en 24 horas.

Indicios del 3%

Manos Limpias asegura que existen indicios de que durante el mandato de Pujol "la administración catalana estuvo al servicio de al menos parte de la familia Pujol-Ferrusola" y que empresarios pagaron comisiones del 3% por adjudicaciones de obras y servicios.

El sindicato calcula que el dinero defraudado por la familia con la comisión continuada de los delitos contra la hacienda pública, blanqueo, cohecho, tráfico de influencias y falsedad documental oscilaría entre los 10 y los 18 millones de euros, y pide que se cite a declarar al matrimonio en calidad de imputados, y a sus hijos Jordi, Oleguer, Oriol y Marta como testigos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad