Nadia Calviño y Fernando Grande-Marlaska en el Congreso de los Diputados. Los dos han renunciado a parte de las retribuciones que tenían en sus anteriores trabajos para ser ministros de Pedro Sánchez. /EFE/Juan Carlos Hidalgo

Marlaska aparca el problema de los lazos hasta después de las vacaciones

stop

El ministro del Interior propone al presidente de la Generalitat una reunión en septiembre para abordar los problemas de convivencia por los lazos

Economía Digital

Nadia Calviño y Fernando Grande-Marlaska en el Congreso de los Diputados. Los dos han renunciado a parte de las retribuciones que tenían en sus anteriores trabajos para ser ministros de Pedro Sánchez. /EFE/Juan Carlos Hidalgo

Barcelona, 23 de agosto de 2018 (18:19 CET)

El ministerio del Interior ha remitido una carta al presidente de la Generalitat para celebrar una nueva Junta de Seguridad de Cataluña durante la semana del 3 al 7 de septiembre. El objetivo es solucionar la crisis de los lazos amarillos, después de que el pasado fin de semana los Mossos d'Esquadra identificaran a grupos organizados de ciudadanos que retiraban símbolos independentistas en distintos municipios.  

La respuesta llega un día después de que Torra enviara una carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para pedirle que “depure responsabilidades” entre los cuerpos de seguridad. Y es que entre los identificados, según informaron desde la Generalitat, había un miembro de la Guardia Civil. 

Este acontecimiento provocó un cruce de declaraciones entre la Generalitat y el Gobierno. Primero fue el vicepresidente catalán Pere Aragonès, quien advirtió a Sánchez de que debía "vigilar a sus uniformados, a lo que a continuación el propio Torra se unió, vaticinando que pediría explicaciones al Ministerio del Interior

Grande-Marlaska, no obstante, no quiere limitar la reunión a las medidas para "convivencia en el espacio público", sino que propone una agenda mucho más amplia, en la que incluye además temas de seguridad ciudadana, coordinación en amenazas terroristas, crimen organizado o violencia de género.

La única voz del Ejecutivo de Pedro Sánchez que se había pronunciado hasta el momento era la de la secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, que evitó reprobar en público el papel de los Mossos d' Esquadra.  

Botella se limitó a comentar que si los mossos “dan el paso (de identificar a ciudadanos que retiran lazos amarillos) es porque entienden que tienen la capacidad para hacerlo”.

Otro de los temas que Interior quiere evaluar es la integración definitiva de los Mossos d'Esquadra en el Centro de Inteligencia Contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco), según la agenda que ha traslado el ministerio en su carta.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad