Martin Schulz advierte a Mas de que "no busque" en la UE la solución al problema catalán

stop

RESPUESTA EUROPEA

31 de octubre de 2013 (11:52 CET)

Los dirigentes de las instituciones europeas han comenzado a aprender la lección. No quieren más polémicas, no desean ser utilizados ni por el Gobierno español, ni por los partidos soberanistas catalanes, o por el Govern de la Generalitat. El presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, candidato del grupo socialista europeo a la presidencia de la Comisión Europea en las próximas elecciones europeas de 2014, ha asegurado que “la Unión Europea no resolverá el problema catalán, porque no lo puede resolver, es una cuestión interna de España”.

Schulz ha admitido que las presiones son grandes, y que desde Madrid, desde el Gobierno español o los círculos políticos de la capital, se reclama a Bruselas, y al conjunto de las instituciones europeas una mayor concreción y contundencia sobre la posibilidad de que Catalunya pueda independizarse.

Y, aunque muchos comisarios europeos lo han hecho, asegurando que Catalunya quedaría fuera de la UE, la respuesta ahora es que debe ser el Gobierno español quien resuelva lo que se considera como un “problema interno”, según el dirigente europeo, que este jueves mantendrá entrevistas con el President Artur Mas y el primer secretario del PSC, Pere Navarro.

Declaración unilateral

Esa posición complica las cosas para el President Artur Mas, porque el movimiento independentista confía en que sea Bruselas quien facilite, o bien una negociación con el Gobierno español, o el reconocimiento de un posible estado independiente. Eso es fundamental si se opta, en un determinado momento, por una declaración unilateral de independencia, en el caso de que sea imposible convocar la consulta soberanista en 2014, y el Gobierno español se niegue a cualquier negociación.

“En Madrid me dicen que ofrezca un determinado mensaje, y allí también digo que ese problema lo deben resolver ellos, y entonces me acusan de estar a favor de la parte catalana, por lo que desde aquí, en Barcelona, reitero que es un problema interno”, ha asegurado el presidente del Parlamento Europeo.

Schulz ha asegurado que es un lector de Josep Pla y que conoce la cultura y la historia catalanas, pero ha rechazado formular cualquier propuesta concreta.

Presidente de la Comisión Europea


El dirigente europeo, de nacionalidad alemana, ha argumentado que, precisamente, su condición de alemán es importante en el momento actual para aspirar a la presidencia de la Comisión Europea. “Me preguntan que tengo un problema para eso, y es que soy alemán, pero eso no quiere decir que un alemán deba compartir los criterios del Deutche Bank”, ha afirmado, convencido de que Europea debe caminar hacia una unión bancaria y fiscal efectiva que permita un factor fundamental: “La generación de mis padres, yo tengo 55 años, se sacrificó pensando en sus hijos, porque había una promesa para ellos de bienestar, y ahora no la hay, porque los jóvenes no tienen trabajo, y eso debe cambiar”.

¿Cómo? En las elecciones europeas del próximo año, los ciudadanos europeos podrán optar entre diferentes candidatos, en función de los grupos ideológicos. Y quien obtenga la victoria será el presidente de la Comisión Europea, previa elección del Consejo Europeo. Eso significa un salto democrático “muy importante”, como ha destacado Javier Solana, que ha presentado a Schulz en el transcurso de un desayuno de Nueva Economia Fórum.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad