Mas amplía el personal del órgano que se 'cargó' la adjudicación de ATLL

stop

GOVERN

03 de septiembre de 2013 (14:58 CET)

El Òrgan Administratiu de Recursos Contractuals de Catalunya (OARCC) se transforma desde este martes en un Tribunal. El President Artur Mas (CiU) ha decidido acatar la legislación europea y aceptar las propias reclamaciones de los dos miembros actuales del organismo público adscrito al departamento de Presidencia (controlado por el conseller Francesc Homs). Y, por tanto, ha ampliado el personal de la institución que se 'cargó' la privatización más importante de su gobierno: Aigües Ter Llobregat (ATLL).

El organismo público tenía hasta la fecha sólo tres empleados. Un presidente, Juan Antonio Gallo; un vocal y un secretario, cuya función es estrictamente recoger los dictámenes. No participa activamente en las decisiones. Al convertirse en tribunal, el mediador de los concursos públicos de la Generalitat gana otro vocal. Pero la decisión más importante del OARCC, dejar sin efecto la privatización de ATLL, que ganó un consorcio liderado por Acciona, se tomó de forma unipersonal, con la resolución del propio Gallo.

Miembros no políticos


Su designación no podrá ser política, lo prohíbe la directiva europea transpuesta en la Ley de Contratos del Sector Público. En los próximos días la Generalitat deberá convocar un concurso público para escoger el segundo vocal del tribual.

Convertir el OARCC en un Tribunal es una reclamación que el President Mas tiene sobre la mesa desde que el organismo público inició su actividad, en verano de 2012.

El conseller de Presidència, Francesc Homs, ha desvinculado por completo la decisión de transformar el OARCC en un tribunal de la decisión del órgano de la Generalitat de dejar sin efecto la adjudicación al consorcio liderado por Acciona del contrato de privatización de Aigües Ter-Llobregat. “Se trata de una cuestión que marca la propia ley, y que va en la línea de ofrecer más transparencia por parte de las administraciones”, ha asegurado Homs, que ha incidido en el proyecto del President Mas de acercar las instituciones a los ciudadanos.

Conflicto en los tribunales


Pero Homs no ha querido dejar de lado el propio conflicto con el OARCC, que ha derivado en una batalla judicial. “El Govern decidió dirimir la adjudicación de ese contrato en los tribunales, y en eso estamos”, ha considerado, en alusión a los recursos cruzados entre la administración catalana y el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

El TSJC dio la razón al OARCC, al dejar sin efecto la adjudicación de ATLL a Acciona, pero sin entrar, todavía, en el fondo del asunto. La Generalitat anunció el recurso al TSJC antes del mes de agosto, mientras que Agbar, la otra empresa que optaba a la privatización de ATLL, reclama que se ejecute la decisión del OARCC y del propio TJSC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad