Mas-Colell pide a Montoro 759 millones pendientes de 2008

stop

CUMPLIMIENTO DEL ESTATUT

24 de enero de 2014 (11:38 CET)

El Gobierno central se ha instalado en Catalunya. Este viernes el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, desembarca en la convención del PP, con la intención de explicar las ayudas del Estado a Catalunya y de desactivar el principal argumento del movimiento independentista: el excesivo déficit fiscal catalán. Pero el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, ha querido rebatir antes la tesis principal, asegurando que el trato del Gobierno “a todas las autonomías”, no sólo a Catalunya, es “injusto”, porque ha repartido los objetivos de déficit de forma muy desigual.

Mas-Colell ha anunciado que la Generalitat no renuncia a las inversiones que se pactaron en la disposición adicional tercera del Estatut. A pesar de que la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 dejó esa disposición como un criterio político, sin obligación de cumplirlo, el Govern de Artur Mas ha enviado este viernes un requerimiento que inicia el proceso contencioso administrativo para el pago de la liquidación de 2008, que asciende a 759 millones de euros.

Petición legítima

El conseller, en TV3, ha considerado que el importe “está jurídicamente legitimado”, y que se debía haber recibido en 2011, pero que sigue pendiente. Si se recibe esa cantidad, el Govern la podrá restar de los 2.300 millones que figuran en el presupuesto de 2014 como necesarios para cuadrar las cuentas.

El Govern prevé cubrir esa cantidad con la venta de patrimonio. Mas-Colell presentará una lista “en las próximas semanas” para concretar esas posibles ventas, que detallá en la comisión de economía del Parlament.

La mayor carga, para las autonomías

Pero el titular de Economia no ha evitado referirse a Montoro. “Supongo que dirá que nos están tratando muy bien, aunque es obvio que no. El tratamiento presupuestario de Catalunya y de otras comunidades es absolutamente injusto”. El argumento es que el Gobierno central no ha repartido con equidad las cargas financieras, y ha dejado en las autonomías el peso para reducir el déficit, pese a que los gobiernos autonómicos son los responsables de sanidad, educación y los servicios sociales.

Y si la pretensión del Ejecutivo del PP es compensar a las autonomías con un nuevo reparto, el conseller ya se cura en salud: “Más café para todos sería café descafeinado para Catalunya”.

Mas-Colell ha pedido al Gobierno que ofrezca todos los datos sobre las balanzas fiscales. Con ellos en la mano, ya se calcularán las balanzas con todas las metodologías existentes que sirvan a la comunidad académica para realizar las distintas interpretaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad