Mas-Colell se planta: a partir de 2014 no reducirá más gasto

stop

DEBATE EN EL PARLAMENT

Artur Mas y Andreu Mas-Colell en el Parlament.

03 de julio de 2013 (12:52 CET)

El Govern considera que ha llegado hasta el final, y que no puede reducir más el gasto de la Generalitat, después del esfuerzo realizado desde 2010. El conseller de Ecnomia, Andreu Mas-Colell, ha asegurado que a partir de 2014, el Ejecutivo catalán no podrá reducir más el gasto, a no ser que se ponga en peligro el estado del bienestar. “Se ha tocado fondo, el hueso, las neuronas del estado de bienestar”, ha afirmado en el Parlament.

Mas-Colell ha considerado que el esfuerzo realizado, en el ajuste del déficit presupuestario, ha llegado al límite, con una reducción de más de 4.000 millones en 2012. Desde 2010, cuando el gobierno tripartito cerró el año con un 4,2% del déficit, la Generalitat ha pasado, ya con los gobiernos de Artur Mas, al 1,9% de déficit en el cierre del presupuesto de 2012, y deberá reducirlo, por lo menos por debajo de ese porcentaje, en 2013.

Ese esfuerzo ha significado, según Mas-Colell, “el 25% de todas las reducciones de las administraciones públicas”.

Poca generosidad del Gobierno central

En esa situación, Mas-Colell sólo ha dejado un espacio para mantener el ajuste por la via de los ingresos, después de agotar también la vía de la venta de patrimonio –ha ingresado 172 millones por 13 edificios vendidos a Axa-- y comprobar “la poca generosidad del Gobierno central, que se ha otorgado para él la variación del objetivo de déficit que le ha permitido la Comisión Europea”.

El conseller ha incidido en ese esfuerzo en el ajuste para defender el proyecto de ley de subida del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que se ha sometido a votación, y que aumenta la tasa del 8% al 10%, sobre la compra-venta de los inmuebles de segunda mano.

La medida se ha tomado con el argumento de igualar la subida del IVA, que desde el 1 de enero también aumentó del 8% al 10% en el caso de la compra-venta de las viviendas nuevas.

Recaudar todos los impuestos

Precisamente, esa cuestión, que haya pasado un lapso de seis meses, es el que ha criticado el PSC. El diputado socialista Maurici Lucena ha criticado que Mas-Colell no tenga “el coraje” de presentar el presupuesto de 2013. Y que, con medidas como el aumento del ITP se presente las cuentas de 2013 “a cámara lenta”.

La situación financiera de la Generalitat ha dado pie a un nuevo debate sobre el proyecto soberanista de CiU. El diputado de Esquerra, Pere Aragonés, ha considerado que no queda otra que asumir la propia gestión de todos los impuestos en Catalunya, después de valorar los 750 millones de nuevos ingresos que se prevé recaudar por el aumento de tasas, como el ITP, o Sucesiones.

Presupuesto clandestino

La cuestión es que el Govern de Artur Mas demora la presentación de los presupuestos de 2013 porque el Gobierno central no ha otorgado todavía el objetivo de déficit a la Generalitat. Pero para el PSC, esos presupuestos ya se aplican, y lo que ocurre “es que no se da la cara aprobándolos en el Parlament”.

El argumento de Maurici Lucena es que la Generalitat ha ido prorrogando las cuentas de 2013, con diferentes objetivos de déficit, desde el 0,7% inicial al 1,2% actual, marcado, de forma provisional, por el Gobierno central. “Y con ello se va recortando, pero de forma clandestina”, según Lucena.

El diputado del PP, Pere Calbó, ha negado la mayor. “El Govern, lo que no explica, es como gestiona lo que pagan los catalanes, en qué gastan los recursos”.

Pese a todo, el Govern de Artur Mas cree que ha llegado al límite, y ahora la cuestión corresponderá al Gobierno central.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad