Mas-Colell: “Un conflicto político no tiene por qué afectar a la economía”

stop

El consejero de Economía reconoce la inquietud del empresariado catalán, pero justifica que ambos caminos son distintos

El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell | EFE

15 de diciembre de 2013 (12:10 CET)

El consejero de Economía de Catalunya, Andreu Mas-Colell (CiU), ha reconocido este domingo que el empresariado catalán está muy inquieto con el proceso independentista. “Entiendo que esté preocupado [...], pero la política y la economía tienen caminos separados”, ha justificado. Incluso ha señalado que “un conflicto político no tiene por qué afectar a la economía”.

El economista afirma que si hoy un marciano aterrizara en España “detectaría una crisis política importante en la Península Ibérica, pero nunca conflicto entre Catalunya y España”.

Sin ‘represalias’ de Madrid

En esta línea, el responsable de Economía catalán muestra públicamente su convencimiento de que el pacto de la consulta no representará un punto de inflexión en las relaciones económicas con el Gobierno central.

Ha mostrado su convencimiento de que Mariano Rajoy (PP) no emprenderá ninguna acción que suponga un castigo a la ciudadanía catalana. “Esto se contradice con su propio discurso de españolizar a la población”, afirma haciendo alusión a unas polémicas declaraciones del ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Congreso.

Hacienda propia

En este capítulo incluye mantener las ayudas previstas en el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Para el responsable de Economia catalán, la inyección de liquidez a las administraciones españoles es “una versión” del aval del Estado a encontrar financiación en los mercados internacionales.

“Si nosotros [la Generalitat de Catalunya] controláramos las bases fiscales podríamos ir por el mundo de una forma responsable”, afirma. Una nueva reclamación de una hacienda propia.

Presupuestos 2014 “optimistas”

La necesidad de llenar la caja del Govern es imperiosa. Sobre todo si se tienen en cuenta las previsiones de ingresos del Presupuesto de 2014 que CiU aprobará junto a ERC --el consejero tacha de “obvio” el apoyo de los republicanos a las cuentas--. Por primera vez, Mas-Colell ha reconocido que la previsión de ingresos estimada es “optimista”.

El Govern espera ingresar 864 millones de euros con la venta de edificios y otros activos reales. Además, ha pronosticado una inyección de 1.454 millones por concesiones y otros ingresos patrimoniales.

Apoyo del PSC


“Los tiempos en que vivimos tampoco son normales”, explica. Una alternativa a recortar más en unas partidas de gastos que ya han llegado al mínimo, según su relato. Para llevar a buen puerto el plan económico catalán, Mas-Colell pide el apoyo de la oposición, especialmente la del PSC.

Sale así del paso de las críticas de los socialistas catalanes. Reprochando de nuevo la herencia económica del tripartito (“ahora podríamos gastar más si no se hubiera gastado antes”, recrimina), Mas-Colell señala que una negativa a los presupuestos implica reclamar nuevos recortes.

“El señor Navarro sabe que no lo puede hacer”, sentencia. "Espero que no ponga palos en las ruedas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad