Mas entra al choque: el Govern organiza el 9N

stop

PROCESO SOBERANISTA

 Artur Mas, con el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir./EFE/Alberto Estévez

07 de noviembre de 2014 (13:44 CET)

La voluntad del Gobierno español es que pase cuanto antes el 9N, y que la consulta sea organizada por las entidades cívicas, para que no se vea en la tesitura de impedir la votación, apelando a la Fiscalía.

Pero el gobierno catalán está dispuesto a asumir el riesgo. El President Artur Mas ha reivindicado el papel del Govern, en el seno del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, al considerar que ese debate que se ha generado sobre las entidades cívicas no conducen a nada. El departament de Governació lo tiene todo preparado, por lo que la decisión recaerá en el Gobierno central.

Partidos pro consulta, agentes sociales y económicos, y entidades diversas, se han reunido en el seno del Pacto Nacional. Algunos de sus integrantes aseguraban, horas antes de participar, que no había ningún guión alternativo, y que el objetivo era el de salir reforzados y dispuestos a votar el domingo.

La posición de Rajoy

El propio portavoz parlamentario de CiU, Jordi Turull, ha asegurado que el Govern no se esconderá. “Tenemos el compromiso de liderar la consulta, el departamento de Governació velará para que todo vaya bien, y asumirá todas las responsabilidades, de hecho, las urnas ya están en su lugar”, ha afirmado en una entrevista en Catalunya Ràdio.

El Gobierno de Mariano Rajoy, a través del ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha incidido en las últimas horas en que la mejor salida para todos sería que la ANC, u otras entidades, se hicieran cargo este domingo de la consulta. En ese caso, el Gobierno no la impedirá. Pero el gobierno catalán asume el choque que se avecina.

¿President inhabilitado?

“El gobierno catalán está obedeciendo un mandato. Tenemos toda la legitimidad democrática. Había un compromiso claro, y en el debate que nos quiere arrastrar el Gobierno español, ni entraremos”, ha señalado Turull. El portavoz parlamentario de CiU ha llegado más lejos, al pronunciarse sobre las posibles consecuencias. “Si un presidente de la Generalitat es inhabilitado por poner una urna en pleno siglo XXI es que entramos en una dimensión desconocida”, ha sentenciado.

Y, en un último gesto, el Govern ha presentado un nuevo recurso ante el Tribunal Constitucional contra la impugnación presentada por el Gobierno de Mariano Rajoy. La idea es que se levante esa suspensión, y se pueda votar el domingo. Pero la suspensión cautelar que decidió el TC puede durar meses.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad