Mas ingresa 172 millones por la venta de 13 edificios

stop

AXA Real Estate paga nueve millones más de lo previsto por este lote

25 de junio de 2013 (15:01 CET)

La Generalitat de Catalunya vuelve a hacer caja desprendiéndose de algunos inmuebles. EL Govern ha cerrado la venta de un lote de 13 edificios por 172 millones de euros.

Esta cantidad supone cerca de 9,4 millones más de lo previsto por la administración, que había establecido un precio mínimo de 162,6 millones de euros. La nueva propietaria de estos inmuebles es AXA Real Estate en una operación asesorada por Jones Lang Lasalle.

Inquilina durante dos décadas

El acuerdo que han cerrado ambas partes establece que la Generalitat seguirá ocupando estas oficinas durante los próximos 20 años en régimen de alquiler. La renta anual que abonará la administración será de 16,2 millones de euros, tal y como estaba previsto.

Esta venta se enmarca en el plan de privatizaciones del Govern cuyo objetivo principal es “reducir el déficit y también el endeudamiento”, según detallan fuentes de Economia i Coneixement.

Calles principales


Esta operación garantiza a AXA Real Estate una renta fija durante las próximas dos décadas y permite a la Generalitat llenar las arcas públicas.

El pasado marzo, la administración catalana colgaba el cartel de 'se vende' a 13 edificios de oficinas ocupados por varios departamentos, entre ellos los de Justícia, Agricultura, Economia, Benestar Social i Familia. Los edificios se ubican en principales calles de la capital catalana como Gran Via o Via Laietana, por poner algunos ejemplos.

Tras analizar todas las ofertas recibidas, AXA Real Estate se ha adjudicado finalmente este pack, aunque el contrato de compra-venta no se formalizará hasta dentro de unos días.

266 millones con 17 edificios

No es la primera vez que la Generalitat realiza una operación de estas características. Durante el último año, el Govern ha recaudado 94 millones de euros con la venta de cuatro inmuebles, adjudicados a diferentes propietarios.

Si se tiene en cuenta esta última operación, la administración catalana ha ingresado un total de 266 millones de euros por 17 edificios públicos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad