Mas llama a la rebelión autonómica tras las presiones de Montoro

stop

NUEVO 'TIJERETAZO'

Artur Mas y Andreu Mas-Colell.

18 de julio de 2012 (12:37 CET)

Un plante autonómico, un desafío contundente al Gobierno de Mariano Rajoy. Es lo que ha planteado el presidente de la Generalitat, Artur Mas, al constatar que el Ejecutivo español no dará un nuevo margen a las comunidades sobre el déficit del 2012.

Mas, en el último pleno ordinario del curso parlamentario, ha reclamado a todas las autonomías que secunden ese plante, y ha anunciado que se verá obligado a nuevos recortes en Sanidad y Educación, que sería la cuarta oleada de sacrificios.

Deslealtad

El argumento de Mas es que, después de que la Comisión Europea haya permitido a España que pueda pasar del 5,3% al 6,3% de déficit en 2012, las autonomías deberían poder jugar con ese punto adicional. Pero el Gobierno que preside Mariano Rajoy ha dejado claro que ese punto porcentual no cambiará las exigencias a las autonomías para que cumplan con el 1,5% de déficit fijado para 2012.

Ante ello, Mas es contundente: "Se nos pide el doble de lo que nos corresponde, y al Gobierno central la mitad. Ante eso nos plantamos, y se debería plantar todo el sistema autonómico”.

Repartir sacrificios

Mas, en una crispada sesión de control en el Parlament, ha considerado esa actitud como un acto de “deslealtad total”. La reacción de Mas ha llegado después de que la presidenta del PP, Alicia Sánchez Camacho, le reclamara austeridad en Catalunya y que cumpliera con los ajustes decididos desde Madrid. Para Mas lo primero que debe hacer el presidente Mariano Rajoy es “pagar las deudas y repartir los sacrificios”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad