Mas llama al orden a Tremosa y le pide seguir en el Grupo Liberal con UPyD y Ciutadans

stop

La dirección de Convergència expresa su malestar con los “constantes” cambios de criterio del eurodiputado

03 de julio de 2014 (19:33 CET)

Convergència Democràtica no está ahora en condiciones de iniciar muchas mudanzas. Y los “constantes” cambios de criterio del eurodiputado Ramon Tremosa han creado “un gran malestar” en la dirección del partido. Que a nadie en las filas de CDC le gusta coincidir en el Parlamento Europeo en el Grupo Liberal con UPyD y Ciutadans es evidente, pero “no se puede hacer otra cosa que aguantar”, se explica desde la dirección.

Por ello, y después de diferentes manifestaciones de Tremosa, la cúpula de CDC, a través del propio Artur Mas y del conseller de Presidència, Francesc Homs, ha llamado al orden a Tremosa. La idea es taxativa y clara: “Convergència debe estar en el Grupo Liberal”, se asegura, porque, además, durante años el partido se ha ganado un espacio.

Y, pese a la posición contraria al proyecto soberanista de UPyD y Ciutadans, que tratarán de poner en evidencia a los convergentes en Bruselas, el partido tampoco estaría mejor en otros grupos políticos europeos.

Gran nerviosismo

Tremosa ha ido cambiando su criterio. Primero se mostró dispuesto a aceptar la oferta del grupo de Reformistas y Conservadores (ECR, por sus siglas en inglés). Pero se trata de formaciones euroescépticas, que casan mal con el proyecto europeísta de toda la vida de CDC. Más tarde, Tremosa jugó con la posibilidad de formar parte de los Verdes, donde está Esquerra Republicana, que creó “un gran nerviosismo” en el partido.

Y este miércoles, aunque ya había sido advertido el pasado lunes en la ejecutiva de CDC, Tremosa aseguró desde Bruselas que podría “ser una opción” irse del Grupo Liberal y seguir dentro del Partido Liberal Europeo y la Internacional Liberal.

La posición de los liberales europeos

Pero ahora no está la cosa para muchos cambios, aunque permanecer en el Grupo Liberal signifique admitir que la familia liberal, y europea, en su conjunto, no apoya la causa soberanista que trata de impulsar el President Mas. El líder del grupo, el holandés Guy Verhofstadt, permitió la entrada de los seis eurodiputados de UPyD y Ciutadans, y no remachó su primer apoyo, según CDC, a favor del derecho a decidir de Catalunya.

Tremosa es un eurodiputado muy activo, y suele decir lo que piensa, aunque lo que piense varíe de un día para otro, en función de sus interlocutores, o de los mensajes que pueda recibir. Respecto al grupo de euroescépticos, Tremosa admitió este miércoles en Bruselas que “no se entendería en Catalunya”. Y desde el propio Grupo Liberal se le pidió que haga caso a lo que se le dice desde Barcelona. Él está de acuerdo, claro, pero dependerá también del día.

Preguntas parlamentarias en Bruselas

La decisión, por tanto, está tomada. Aunque CDC la debe hacer efectiva, olvidando ya el debate que se ha creado.

La actividad de Tremosa se demostró este jueves, porque ha presentado hasta 30 preguntas parlamentarias para iniciar la legislatura en el Parlament europeo, con el objetivo de “no perder ni un segundo para defender los intereses de Catalunya y de los catalanes en Europa”.

Entre las preguntas, figura la petición de que Bruselas reclame el cumplimiento de la legislación europea al Gobierno español; la defensa de la autonomía financiera de los puertos catalanes o la intervención, si procede, sobre la reforma fiscal del Ejecutivo español. También las recurrentes peticiones de Tremosa sobre las amenazas al President Mas y los casos de “banalización del nazismo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad