Mas se pulió 18 millones de dinero público en las 'embajadas' catalanas

stop

Entre 2011 y 2014, Cataluña y País Vasco gastaron 30 de los 51 millones que destinaron a sus representaciones en el exterior el conjunto de comunidades

Artur Mas, cuando todavía era presidente de la Generalitat. / EFE

Madrid, 02 de agosto de 2016 (08:37 CET)

Un informe del Tribunal de Cuentas sobre el gasto de las comunidades autónomas en el exterior ha detectado que, entre 2011 y 2014, la Generalitat de Catalunya presidida por Artur Mas se gastó 18,5 millones de euros de las arcas públicas para costear el entramado de 25 embajadas, delegaciones e institutos.

Además, la red exterior catalana, que empleó a 45 trabajadores, consumió el 36% de los casi 51 millones gastados por  todas las comunidades, según El País

El País Vasco fue la segunda autonomía con mayor presencia institucional exterior. Sus siete delegaciones costaron 11,7 millones entre 2011 y 2014. Le siguieron Canarias (con tres sedes y un gasto de 2,4 millones); Galicia (tres delegaciones y dos millones de desembolso); y Principado de Asturias (una sede que costó 2,6 millones), según recoge el informe.

25 millones para la promoción exterior

La factura de la promoción exterior de Cataluña fue también la más cara. El Ejecutivo de Mas destinó a esta partida, que incluye gastos como la Casa de la Generalitat en la localidad francesa de Perpiñán, un total de 25 millones.

El supervisor critica el entramado institucional exterior de Cataluña y el País Vasco. Ambas autonomías, sostiene, rechazaron sumarse a la estructura diplomática española en 2012.

Nuevas representaciones

"En el caso de Cataluña, además de no reducir sus delegaciones, ha procedido con posterioridad al periodo fiscalizado a crear otras cinco representaciones en Italia, Austria, Marruecos, Vaticano y Portugal", precisa el organismo.

El mapa de la política exterior catalana incluyó entre 2011 y 2014 una red de delegaciones de la Generalitat en París, Londres, Berlín, Nueva York, Washington y Bruselas, cuyo coste ascendió a 8,3 millones.

También, oficinas de representación del instituto de enseñanza y promoción del catalán Ramón Llull, seis sedes compartidas del Instituto Catalán de Empresas Culturales y siete dependencias de la Agencia Catalana de Turismo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad