Imagen de archivo de una tienda de Mercadona

Así 'caza' Mercadona a las personas con órdenes de alejamiento

stop

Mercadona instala un sistema de reconocimiento facial conectado con la policía para personas con medidas cautelares o sentencia firme

01 de julio de 2020 (19:33 CET)

Mercadona ha revolucionado la seguridad de sus establecimientos al instalar un sistema de detección anticipada que funciona a través del reconocimiento de rasgos físicos. El objetivo es mantener seguros a personas que por cualquier razón un juez haya mantenido separados y salvaguardar así a las víctimas. 

La compañía ha comunicado que este sistema solo se aplica a aquellas personas con sentencia firme o con medida cautelar de orden de alejamiento del establecimiento, así como alguno de sus trabajadores dictado por un juzgado. 

La laboriosa infraestructura que ha instalado Mercadona permite detectar la infracción. Tras contrastar científicamente que se trata de la persona adecuada, se notifica a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, responsables de hacer cumplir con la medida en vigor adoptada por el juzgado correspondiente. 

Según explica la empresa de Juan Roig, esta nueva tecnología no guarda ningún tipo de información adicional, pues es eliminada en su totalidad en 0,3 segundos que es la duración de todo ese proceso (tiempo similar a un parpadeo), según las fuentes.

Este sisstema de seguridad todavía no está disponible en toda España. La mejora se encuentra activa desde este miércoles en unas 40 tiendas de Mallorca, Zaragoza y Valencia, debidamente identificadas con la cartelería informativa disponible en los accesos a las tiendas.

Otro drama de Mercadona: las mascarillas defectuosas Deliplus

Otro tema que está de actualidad sobre Mercadona es la polémica por las mascarillas y su fácil rotura, o que algunas han salido defectuosas. Las mascarillas que vende Juan Roig de la marca Deliplus cuestan 60 céntimos, y por debajo de los 96 céntimos fijados por el Gobierno. 

Algunos clientes de Mercadona han criticado en las redes sociales que las mascarillas a veces se rompen e incluso después de comprarla, al abrirlas, han descubierto que eran defectuosas. Concretamente, que les faltaba alguna de las gomas para sujetarla detrás de las orejas.

Mercadona, que es muy activa en las redes sociales y suele responder a todos los mensajes de sus clientes, ha respondido a estos casos pidiendo disculpas y solicitando el número de lote y el supermercado donde la compró para proceder a la revisión y cambio de los paquetes afectados.

Hemeroteca

Mercadona
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad