Fèlix Millet (i) y Jordi Montull (d). La Audiencia de Barcelona los deja en libertad bajo fianza. /EFE

Ningún encarcelado tras el mayor caso de corrupción de Cataluña

stop

Millet y Montull consiguen la libertad bajo fianza, mientras el extesorero convergente ni siquiera pisa la cárcel a la espera que se resuelva su recurso

Josep Maria Casas

Economía Digital

Fèlix Millet (i) y Jordi Montull (d). La Audiencia de Barcelona los deja en libertad bajo fianza. /EFE

Barcelona, 22 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Fèlix Millet y Jordi Montull abandonarán la cárcel cuando abonen sus respectivas fianzas. Durante años saquearon sistemáticamente el Palau de la Música y posibilitaron que el dinero de Ferrovial llegase a las arcas de Convergència, pero de momento sólo han pasado 14 días en prisión provisional. Algo pasa con el mayor caso de corrupción de Cataluña, que nadie pasa mucho tiempo en la cárcel.

En realidad, Millet y Montull acumulan treinta días de prisión preventiva por el caso Palau: 16 por la trama principal y otros 14, que cumplieron en 2010, por la pieza del Hotel del Palau, un caso del que hace dos años fueron absueltos por el Tribunal Supremo. Cuando estalló el escándalo en 2009, el primer juez instructor, Juli Solaz, no los encarceló. Los acusados lo aprovecharon para destruir pruebas. En cambio, la jueza del caso del hotel, Miriam de Rosa Palacio, los envió posteriormente de patitas al presidio, aunque finalmente fueron exonerados por esta trama.

En 1983, Millet se pasó dos semanas más en prisión por presunta estafa por el llamado caso Renta Catalana. Nunca ha permanecido demasiados días seguidos entre barrotes.

En la sentencia de caso Millet se condena a 14 personas a diversas penas de cárcel, pero sólo cuatro reciben penas superiores a los dos años que suponen el ingreso en un centro penitenciario: Millet, al que se le impuso nueve años y ocho meses; Montull, siete años y seis meses; su hija Gemma Montull, cuatro años y seis meses; y Daniel Osàcar, extesorero de Convergència, condenado a cuatro años y cinco meses de cárcel.

Como medida cautelar, sólo se dispuso el ingreso de Millet y Montull, si bien la Audiencia de Barcelona ha decidido este martes que puedan salir en libertad bajo fianza de 400.000 euros, para el primero, y de 100.000 euros, el segundo. Mientras, Osàcar sigue en su casa.

El extesorero convergente Daniel Osàcar no pisará la cárcel mientras no se resuelva su recurso

El abogado de Convergència y de Osàcar recurrió la sentencia. A la espera de que se resuelva, no ingresará en la cárcel. Tampoco pagará la multa de 3,7 millones de euros. Una vez que la sentencia sea firme, será un juzgado de ejecución el que persiga a los condenados para que abonen los comisos y multas. Osàcar también está imputado por el caso del 3%.

Convergència se encuentra en la misma situación que su extesorero: pendiente de que se resuelva el recurso. Si se confirma la condena a abonar un decomiso de 6,7 millones de euros, será un juzgado de ejecución el que exigirá su pago. El dinero no irá al Palau de la Música, sino al Tesoro Público, organismo adscrito al ministerio de Economía de Luis de Guindos. Ni la fundación ni el consorcio del Palau de la Música formularon acusaciones contra Convergència. Ahora no pueden reclamar el dinero.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad