Montoro crea un cisma con los recortes a las autonomías

stop

ALTA TENSIÓN

Montoro en la rueda de prensa posterior al consejo de política fiscal

12 de julio de 2012 (21:39 CET)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha sufrido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de este jueves una de las negociaciones más tensas que se recuerden en el Ministerio. Fuentes cercanas a la reunión aseguran que la propuesta de ajuste de las autonomías ha creado bastante malestar en algunas de las delegaciones que dan por imposible llegar a las cifras de déficit que pide el Gobierno.

El Gobierno ha impuesto que el déficit para este año continúe en el 1,5% y exige que en 2013 se reduzca al 0,7% y un ejercicio después al 0,1%. Montoro además ha pedido el esfuerzo de que todas den superávit del 0,2% en 2015.

El ministro ha conseguido finalmente que 11 de las comunidades autónomas hayan apoyado su política de ajuste. Sin embargo, ha visto como dos de las CCAA gobernadas por el PP como Extremadura y Castilla y León se han abstenido en la votación final. Catalunya, Andalucía, Asturias y Canarias se han opuesto al objetivo de déficit del Gobierno. El cisma estaba montado.

Alta tensión


La negociación ha sido ardua y complicada, con algunos momentos de tensión, según fuentes cercanas a la reunión. Las chispas saltaron cuando el ministro comentó que no será complaciente con ninguna autonomía si no cumplía los objetivos marcados.

Hacienda cree que alguna CCAA podría no llegar al 1,5% de déficit para este año. Montoro ha advertido que se aplicará el mecanismo previsto en la Ley de Estabilidad Presupuestaria, cuyo último paso es la intervención.

Incluso, algunas fuentes señalan que Montoro ha sacado la tarjeta amarilla a alguna CCAA que se está desviando de los objetivos de déficit para este año. En concreto, el ministro ha apercibido a ocho autonomías.

El capote

El Ministerio es consciente del ajuste y para poder ayudar a las comunidades autónomas con problemas de deuda ha puesto en marcha un nuevo mecanismo. Se trata de un fondo que atenderá determinados vencimientos de las comunidades autónomas que realmente lo necesiten, no para todas.

Además, este mecanismo se usará de manera excepcional y exigirá nuevas condiciones de saneamiento presupuestario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad