El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante las jornadas sobre la actividad de Cataluña en la biotecnología, el 5 de diciembre en Barcelona. Foto: EFE/MP

"Nada que celebrar": Quim Torra desaira los días festivos en España

stop

Un consejero de Quim Torra habilita mecanismos para que los trabajadores de la Generalitat trabajen el 12 de octubre y el 6 de diciembre

Economía Digital

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante las jornadas sobre la actividad de Cataluña en la biotecnología, el 5 de diciembre en Barcelona. Foto: EFE/MP

Barcelona, 06 de diciembre de 2018 (12:42 CET)

El gobierno de Quim Torra quiere llevar más lejos que nunca la consigna "nada que celebrar" para convertir en laborables las jornadas festivas en España con peso político. El consejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Jordi Puigneró, anunció que habilitará mecanismos para que los trabajadores públicos puedan acudir a sus puestos en días muy señalados.

En concreto, Puigneró apunta a dos festivos: el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, y el 6 de diciembre, Día de la Constitución. Su objetivo, manifestó, es que tan pronto como el próximo año los trabajadores de la Generalitat que quieran trabajar puedan asumir funciones con normalidad.

"Es mi deber como conseller", dijo Puigneró en una entrevista de Europa Press. "Es una demanda que tenemos de muchos trabajadores porque estos dos días han dejado de representarles y, por lo tanto, no lo consideran ya un día en el que haya que celebrar nada", agregó.

Este 6 de diciembre, diversos miembros del Govern de Torra participan en un encierro en el convento de los Caputxins de Sarrià, en Barcelona, en solidaridad con la huelga de hambre iniciada por Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn en la prisión de Lledoners.

La Generalitat negociará con los sindicatos por los festivos

El conseller afirma que el Govern tiene la "facultad" de implementar una medida que anule estos festivos para los trabajadores que así lo deseen. La Generalitat no debe negociar con otros grupos políticos, comentó, pero señaló que tiene la voluntad de hablar con los sindicatos para definir la medida.

La Consejería de Políticas Digitales y Administración Pública garantizará la viabilidad jurídica de la iniciativa y el Govern "se defenderá" si se presentan recursos para echarla atrás, dijo el conseller. "Será absolutamente voluntario", aclaró, negando que se pueda incurrir en discriminación entre los 250.000 empleados de la Generalitat.

Pero los sindicatos son menos conciliadores. Intersindical-CSC ya formuló esta petición el pasado 12 de octubre en las Asambleas en Defensa de las Instituciones Catalanas de la Generalitat, y ahora la recalca y pide que "este año sea el último" en el que los trabajadores públicos celebran estos festivos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad