Otra vez Alemania: un sirio mata a una mujer y hiere a otras dos personas con un machete

stop

La agresión vuelve a poner en debate la apertura del gobierno alemán sobre los refugiados

El atacante sirio reducido por la policía. / Bild

Barcelona, 24 de julio de 2016 (19:08 CET)

Alemania no termina de comprender qué pasa con la integración de los refugiados que llegan al país. En Reutlingen, una ciudad de 100.000 habitantes, un refugiado sirio atacó a varias personas en un restaurante con un machete, y causó la muerte de una mujer. Además, otras dos personas fueron heridas.

El agresor, que fue reducido y detenido por la policía alemana, se metió en un local de kebab y emprendió a machetazos contra los clientes, que se escaparon presos del pánico.

Aunque no trascendió la identidad del atacante, la policía informó que ya había sido detenido en otras ocasiones por varias agresiones.

El suceso sería una noticia menor, pero Alemania está altamente sensible con estos casos, a menos de 48 horas de que un joven de 18 años asesinara a nueve personas e hiriera a otras 21 con un arma de fuego, en Múnich, y a quince días de que un joven afgano atacara a los pasajeros de un tren a los gritos de "Alá es grande", también en Múnich.

Estos sucesos (aunque el joven del tiroteo de Múnich era alemán de raíces iraníes) vuelven a poner en debate la política de apertura de Ángela Merkel sobre los refugiados que escapan de las guerras de Oriente Medio. En diciembre, un grupo de refugiados agredieron sexualmente a varias jóvenes en el centro de Colonia, en medio de los festejos de la Nochevieja. Antes de este hecho, el 46% de los alemanes consideraban que se debería restringir la llegada de refugiados. Días después, los partidarios de cerrar las puertas inmigratorias crecían al 60%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad