El líder de Podemos, Pablo Iglesias

Pablo Iglesias acepta el paso atrás que pide Pedro Sánchez

stop

Iglesias: "Mi presencia en el Consejo de Ministros no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos"

Barcelona, 19 de julio de 2019 (17:38 CET)

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha aceptado dar el paso atrás exigido por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para formar un gobierno de coalición. "El PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo. He estado reflexionando estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición", anunció Iglesias esta tarde de viernes después de que Sánchez dijera públicamente que el principal problema para sellar un acuerdo con Podemos era la exigencia de Iglesias de formar parte del Consejo de Ministros.

Iglesias tenía la pretensión de convertirse en vicepresidente del Gobierno y, durante estas semanas, ha tratado sin éxito de vencer las resistencias de Sánchez. Pero la amenaza de elecciones y el desgaste electoral que podría suponer para Podemos han llevado a Iglesias a recapacitar. "Mi presencia en el Consejo de Ministros no va a ser el problema siempre y cuando el PSOE asuma que no puede haber más vetos", dijo a través de las redes sociales.

"La presencia de Unidos Podemos tiene que ser proporcional a los votos y que la propuesta, lógicamente, la va a hacer Unidos Podemos. He trasladado esto a Pedro Sánchez y he pedido a Pablo Echenique que traslade al PSOE nuestra voluntad de negociar ya un gobierno de coalición de izquierdas, un acuerdo integral, programa y equipos, para sacar adelante la investidura la semana que viene", explicó Iglesias. 

La maniobra del líder de Podemos puede ser definitiva para desencallar el acuerdo de gobierno cuando apenas faltan 48 horas para que comience el debate de investidura en el Congreso de los Diputados. Su inicio está previsto este lunes, día 22, y la primera votación el martes, día 23. 

Las exigencias de Podemos

Según el PSOE, las exigencias de Podemos para cerrar un gobierno de coalición pasaban por hacerse con una vicepresidencia, con dos ministerios (Hacienda y Trabajo) y con la secretaría de Estado de Comunicación.

De todo este paquete, Sánchez sólo manifestó su oposición a que Iglesias tuviera una vicepresidencia. "No puedo tener a un vicepresidente que hable de presos políticos", manifestó el presidente del Gobierno en funciones.

Dirigentes del PSOE como su portavoz en el Congreso de los Diputados, Adriana Lastra, han abierto la puerta del Consejo de Ministros a figuras de Unidas Podemos como Irene MonteroRafael Mayoral o Pablo Echenique

 

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad