Pablo Iglesias atemoriza a los empresarios catalanes

stop

El líder de Podemos desgrana su programa económico ante un auditorio crítico en las jornadas del Círculo de Economía

Pablo Iglesias y Anton Costas en el Círculo de Economía / XA

Sitges, 26 de mayo de 2016 (20:41 CET)

A un mes justo para las elecciones generales y crecido por unas encuestas que sitúan a la coalición Unidos Podemos como segunda fuerza, Pablo Iglesias se ha plantado ante el empresariado catalán con un discurso económico claro. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y socia del líder podemita, también ha tenido su oportunidad, pero la ha desperdiciado repitiendo sus mantras sobre el turismo y con un discurso ambiguo sobre los okupas y el problema de la ciudad en los últimos días por los disturbios en Gràcia.

En la reunión del Círculo de Economía, Pablo Iglesias ha soltado todas sus políticas económicas, un programa en las antípodas de lo que quieren y piden los empresarios: más déficit, más impuestos a las empresas y las fortunas, derogar las reformas laborales y banca pública.

Iglesias ha iniciado su parlamento culpando a las políticas económicas de los últimos años como corresponsables de "la fractura social", junto con la crisis. Para darle la vuelta, ha defendido garantizar el acceso al empleo y revertir los recortes. Para ello, ha asegurado que renegociará el ritmo de reducción del déficit.

Medidas rupturistas

A nivel fiscal, ha defendido acercar el tipo legal al efectivo, mediante la eliminación de reducciones "regresivas". En sus ejemplos, ha quedado claro que se refería a los impuestos de las grandes empresas, es decir, a sociedades. También quiere subir sucesiones y donaciones.

Mientras proponía este incremento de impuestos, defendía bajar impuestos a las rentas más bajas, pasando el IVA de los bienes básicos al super-reducido. "Gobernar es elegir entre opciones diferentes, incluso a la hora de recortar", ha asegurado.

A nivel financiero, ha abogado por crear una banca pública para financiar la actividad productiva y tener "una industria potente". También ha propuesto reestructurar la deuda de los hogares. A nivel laboral, derogará las reformas laborales de 2010 y 2012.

Muy críticos

Después de que Iglesias desgranara las medidas que cree necesarias, el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, le ha transmitido las preguntas de su audiencia. Todas ellas críticas sobre sus propuestas. Incluso le han acusado de "falta de credibilidad" por desechar todo lo que se ha hecho en los últimos años.

El candidato a la presidencia del Gobierno el 26J ha respondido que "la desconfianza es la antesala del entendimiento". Acto seguido, se ha reafirmado en su crítica a las políticas económicas de la crisis: "Podemos no existiría si las políticas económicas que se han aplicado en España hubieran funcionado".

"Tarde o temprano, habrá referéndum en Cataluña"

Respecto al problema catalán, Iglesias ha reforzado su imagen como único candidato a la Moncloa tolerante con las demandas de los independentistas. El líder de Podemos ha subrayado que el referéndum está en su programa y es innegociable.    

Pero gane o no gane las elecciones y llegue o no a la presidencia del Gobierno, Iglesias cree que algún día, los catalanes podrán votar su permanencia en España. "Tarde o temprano, habrá referéndum en Cataluña", ha pronosticado.    

De cara al 26J, Iglesias ya habla abiertamente de sólo dos opciones: o Rajoy o él. "Estamos preparados para estar o liderar un gobierno", ha respondido a Anton Costas, presidente del Círculo de Economía, cuando le ha exigido pacto, y ha ido más allá: "Sólo hay dos opciones. O un gobierno con el PP o un gobierno con Podemos".  

Encuentro con Colau

Iglesias se ha presentado como una auténtica estrella del rock en Sitges. Con una numerosa comitiva –Nacho Álvarez, Joan Coscubiela, Lluís Rabell, Vicenç Navarro, Ernest Urtasun y un largo etcétera– y una enorme expectación mediática.

Aunque menos, también ha generado expectación Ada Colau, que tenía su conferencia justo tras el líder podemita. Ha habido abrazo entre ambos, pero Iglesias no se ha quedado a escuchar a la alcaldesa de Barcelona, de la que tan orgulloso se siente.  

Colau ha defendido su primer año de gestión en la capital catalana, asegurando que no ha habido el desgobierno que muchos esperaban, y también que ha aprendido mucho: "Ha sido el mejor de los másteres. No hay universidad que dé un máster como este".  

Apenas se ha referido Colau a los disturbios de las últimas noches en el barrio de Gràcia de Barcelona, tras el desalojo de una ex oficina bancaria okupada. Hablando genéricamente, ha defendido que se puedan llevar a cabo actividades sociales en locales vacíos pero bajo el amparo de la ley.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad