Carles Puigdemont con la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, en Bélgica. | EFE
stop

El Pdecat comunica a sus organizaciones comarcales que no dispone de fondos para que organicen actos locales

Josep Maria Casas

Economía Digital

Carles Puigdemont con la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, en Bélgica. | EFE

Barcelona, 10 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

El Pdecat ha aplazado el consejo nacional de este sábado en el que debían validar las listas. Todavía negocian con Carles Puigdemont, que sigue sin descartar una lista unitaria. Sin embargo, desde la dirección del partido se ha comunicado a sus organizaciones territoriales que se preparen para una campaña low cost.

Estas organizaciones territoriales ya han elegido a sus candidatos. Entre otros, han propuesto para formar parte de las listas a la vicepresidenta del partido, Neus Munté (por parte de los asociados de la Derecha del Eixample de Barcelona), y los coordinadores Marta Pascal (por la comarca de Osona) y David Bonvehí (por la del Bages). Aunque no han participado en las primarias locales, también se proponen incorporar a los exconsejeros en situación de cárcel preventiva y los que acompañan a Puigdemont en Bruselas. El problema es que encuestas como la de La Vanguardia les asignan un máximo de quince diputados.

Cargos cesados por el 155

Entre los candidatos propuestos también se encuentra Pere Soler, exsecretario de Seguridad de la Generalitat con responsabilidad sobre los Mossos d’Esquadra, cesado por la aplicación del artículo 155. Era el jefe político del exmayor Josep Lluís Trapero. Ha sido elegido por el Vallès Occidental, pero quedará lejos de los puestos de elección garantizada.

Al Pdecat le sobran candidatos para la lista, pero les falta escaños en las encuestas y recursos para afrontar la campaña. La dirección ha informado a algunos candidatos que irán a las listas, aunque en puestos de muy difícil elección, que no cuenten con fondos del partido para organizar actos locales. Si los convocan, deberán sufragarlos los asociados de la localidad. El presupuesto se reserva únicamente para los grandes actos de campaña.

Pdecat: el partido de Artur Mas pide a los cargos locales que se estrechen el cinturón

El nuevo partido de los convergentes tiene dificultades para llegar a final de mes. Ha tenido problemas con el pago de nóminas y todavía no ha concluido la reestructuración de la plantilla. Ha encargado a una empresa externa que analice ventas de patrimonio para afrontar una posible condena por el caso Palau. Se ha propuesto vender la actual sede (propiedad de la vieja convergencia) y trasladarse a otra más económica. Para colmo de males, su presidente, Artur Mas, aún debe pagar antes del 14 de noviembre 2,8 millones de euros (de los 5,2 millones) que le ha impuesto de fianza el Tribunal de Cuentas por los gastos de la consulta del 9N.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad