Pedro Duque, en el parque de las Ciencias, en Granada

Pedro Duque se ofreció a Rajoy para presidir Aena

stop

Antes de ser ministro con Sánchez, el astronauta buscó un cargo público de nivel que posibilitara su salto a director de la Agencia Espacial Europea

Barcelona, 01 de agosto de 2020 (04:55 CET)

Pedro Duque aspira desde hace varios años a convertirse en director de la Agencia Espacial Europea (ESA) y sabe que, para ello, no basta su experiencia como cosmonauta, sino que también necesita haber ocupado un puesto de responsabilidad pública. Por eso Duque quiso ser ministro de Ciencia en el gobierno de Pedro Sánchez. Años antes, el astronauta ya trató de acceder a un cargo del ámbito público para preparar su asalto a la dirección de la ESA y no lo hizo precisamente llamando a la puerta del PSOE, sino a la del PP.

Siendo Mariano Rajoy presidente del Gobierno y Ana Pastor ministra de Fomento, Duque se ofreció como candidato para presidir Aena, según ha podido saber Economía Digital. Pero su propuesta cayó en saco roto.

Ahora, su ambición de dirigir la ESA está más al alcance que nunca después de que el Gobierno de España lanzara este jueves su candidatura. Fuentes consultadas consideran que difícilmente Duque hallará rivales de su categoría para liderar la Agencia Espacial Europea, puesto que el astronauta no solo puede exhibir su hoja de servicios entre las estrellas sino también su cargo como ministro de Ciencia.

"¿587 millones para comprar un cargo?"

Y más aún. No solo consiguió el cargo de ministro, sino también logró que el Gobierno multiplicara su aportación a la ESA en un 21%, ya que el Ejecutivo aprobó un acuerdo hace unos meses para incrementar en 586,7 millones de euros la aportación de España a la Agencia Espacial Europea el período 2020-2026. "¿587 millones para comprar un cargo?", se preguntan voces parlamentarias.

Con este incremento presupuestario, el total destinado de España a la ESA se elevó hasta los 1.543 millones de euros de un plumazo y la aportación anual media de España pasó a casi 260 millones de euros (frente a los 202 millones anteriores). 

Duque tiene ahora a tiro los mandos de la Agencia Espacial Europea después de muchos años de maniobras. En marzo de 2012 se convirtió en el primer fichaje para el consejo de administración de Aena del ministerio que lideraba desde hacía apenas dos meses Ana Pastor. A partir de esa posición fue cuando se postuló, sin éxito, como futuro presidente de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea.

Con el cambio de gobierno, Duque volvió a la carga y, en esta ocasión, sí que logró hacer migas con Pedro Sánchez, que se anotó un fichaje muy de su gusto: un astronauta mediático por el que se interesaron decenas de medios de comunicación internacionales.

La gestión de Duque

Lo que no se ha observado con lupa es su gestión. Un dato del informe de la Fundación Cotec no deja precisamente en buen lugar al ministro de Ciencia, puesto que refleja que el I+D+i fue en 2019 "una de las partidas que menor tasa de ejecución presupuestaria registró entre las 25 principales políticas del sector público, situándose muy por debajo del 75%".

Lo cierto es que la tasa de ejecución presupuestaria inició una tendencia descendente a partir de 2007, fue intensificándose en el tiempo, pasando de registrar valores superiores al 90% hasta alcanzar uno de los valores más bajos de la serie histórica: el 51,3% en 2019.

"En 2019 se presupuestaron 7.070 millones de euros para I+D+i y, un año más, las cifras consignadas en el presupuesto contrastaron de manera rotunda con respecto al gasto realmente ejecutado, que fue de 3.630 millones de euros (353 millones más que en 2018)", constata Cotec.

Las promesas de Duque

Guste o no guste su perfil de gestor, Duque iniciará a lo largo de los próximos meses una gira en busca de apoyos para ser el nuevo director de la ESA. En paralelo, lo tendrá difícil para esquivar a la oposición porque los grupos piensan interrogar al ministro de Ciencia por la millonaria inversión de 587 millones en la Agencia Espacial Europea para confirmar si realmente estos recursos han tenido el retorno prometido en España: 2,1 euros por euro invertido.

En realidad, la ESA no menciona en ninguna de sus bases nada sobre el tipo de gestión del candidato y sí que aprecia que tenga el apoyo de una delegación de un Estado integrado en la Agencia Espacial Europea como es España.

En suma, Duque lo tiene inmejorablemente bien para cumplir su sueño, gracias a Sánchez, que no tuvo problema en aprobar una cantidad millonaria para la ESA y, así, facilitar el salto del ministro de Ciencia al organismo de sus desvelos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad